Liz Mills hace historia al clasificar a la selección nacional masculina de Kenia para AfroBasket


Cuando el pasado sábado Tylor Ongwae anotó un difícil disparo de seis metros en situación obligada sobre la bocina que dio al En la victoria de Kenia por 74-73 sobre Angola, Liz Mills brincó como un resorte desde el banco de la victoria con los puños en prominente. El australiano terminaba de realizar historia. Kenia no solo se clasificó para el campeonato africano del año en curso (AfroBasket), torneo del que el país había estado ausente desde 1993, en cambio se convirtió en la primera mujer en llevar a un equipo masculino a un gran torneo continental.

El baloncesto africano no es un campo simple para los entrenadores. Es por eso que el resultado de Mills puede asistir “a allanar el camino para la próxima generación de entrenadores, para mostrarles que todo es posible “, como misma ha dicho en el final del partido. Hace solo dos años una mujer, la estadounidense Natosha Cumming-Price, lideró un equipo, el de Camerún, en un AfroBasket femenino para la primera vez en la historia. Tratándose de baloncesto masculino, fue Brigitte Tonon quien rompió las barreras en 2017 conquistando el banquillo de Benin en la primera etapa de clasificación para el campeonato continental.

Enorme experiencia en africa

Pero ahora Mills ha dado un paso mucho más. “Estoy muy orgullosa de ser la primera mujer en clasificar a un equipo masculino para una enorme competición continental”, Destacó en sus redes sociales tras la victoria frente Angola. El australiano fue contratado en el primer mes del año para hacerse cargo del banquillo del equipo keniano para esta segunda ronda de clasificación para AfroBasket, pero su relación con el baloncesto en este continente es extendida. Graduada en Ciencias del Ejercicio y Administración Deportiva, comenzó a entrenar equipos juveniles en Sydney. En 2008, fue a África por primera vez con su hermana gemela para desarrollar varios géneros de campus. y esto cambió su historia. Siguió adiestrando en Zambia y ganó el campeonato nacional de clubes masculino, lideró las escojas masculina y femenina sub-20 de ese país, formado en Mozambique, Ruanda, Namibia y Sudáfrica, fue asistente en los equipos senior de Zambia y Camerún y trabajó dentro de los programas Basketball Without Borders patrocinados por la NBA.

Mills admite que hubo una sorpresa de algunos jugadores en el primer día de práctica. “Ciertos me miraban como, ¿qué demonios pasa aquí? Pero la situación se normalizó muy rápido, me sentí muy bien acogida “, ha dicho a medios locales en el momento en que se le preguntó sobre su llegada a un país donde no existen muchas mujeres en puestos de liderazgo:” Hay muchas entrenadoras extranjeras en el baloncesto africano la raza no es un problema. Ser mujer puede serlo. Creo que es lo más considerable de todos y cada uno de los equipos y federaciones que me han contratado para un puesto, que pudieron ver más allá del género y han confiado en mí por mis capacidades como entrenador “.

Continuar

Admirador de la legendaria ex- jugadora y entrenadora australiana Karen Dalton y Becky Hammon, Asistente de los San Antonio Spurs que en diciembre pasado se convirtió en la primera mujer en entrenar un equipo de la NBA tras la destitución de Gregg Popovich, espera que éxitos como el suyo asistan a los clubes y federaciones a depender más de las mujeres para dirigir sus bancas. Hasta el día de hoy, su actuación con la selección de Kenia también ha recibido encomios de sus oponentes. “Es maravilloso ver al entrenador Mills entrenar a Kenia. Necesitamos tener mucho más mujeres como entrenadoras en jefe en el baloncesto masculino africano, por el hecho de que eso quiere decir que estaremos mucho más cerca de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el mundo del deporte”. El senegalés Youssoupha Ndoye, pívot del Coosur Betis, dijo tras enfrentarse a su equipo.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *