La UE vuelve a descuidarse de los principales paraísos fiscales en la actualización de su lista negra


Madrid

Actualizado:

Sostener

Los ministros de Hacienda de los estados integrantes, representados en el Consejo de la UE, actualizaron ayer lo que se conoce como lista negra de paraísos fiscales. Son 12: Samoa Americana, Anguila, Dominica, Fiji, Guam, Palau, Panamá, Samoa, Seychelles, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes de EE.UU. y Vanuatu.

Sin embargo, el elefante en la sala todavía es una rivalidad fiscal desleal de varios estados miembros de la UE. en un resolución del 21 de enero pasado, el parlamento europeo (PE) pidió a los ministros de finanzas de europa que impulsen una reforma integral de la lista, adoptada por primera vez en 2017, para examinar y potencialmente integrar a los estados miembros que actúan como paraísos fiscales. Los eurodiputados ofrecen cambios para dotar a la lista de países y territorios no colaboradores en materia fiscal (su nombre oficial) con mayor transparencia, congruencia y también imparcialidad. La Comisión Especial de Delitos Financieros y Evasión y Elusión Fiscal (TAX3) señaló en 2019 un siete países de la UE para mostrar “las características de un paraíso fiscal y facilitar una planificación fiscal agresiva”: Bélgica, Chipre, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos.

Un estudio reciente de la Tax Justice Network (una red formada por ONG, académicos, sindicatos …) reveló que si bien los países de la UE incluidos en la lista negra son responsables de menos de 2 por ciento de las pérdidas fiscales globales, la Estados integrantes de la UE representar el 36 por ciento de las pérdidas fiscales global, lo que se traduce en 154.000 millones de dólares por año. Además de esto, la lista, que se moderniza un par de veces al año, no incluye ninguno de los 20 peores paraísos fiscales corporativos del mundo.

Al crear la lista, los países de la UE “olvidaron una cosa: verdaderos paraísos fiscales”

“La lista de hoy es confuso y también ineficaz. Más allá de que es probablemente una herramienta poderosa para alentar reformas fuera de la UE, en la práctica no consigue su capacidad “, afirma. Paul Tang, Presidente de la Subcomisión de Temas Fiscales del PE, a Europe Today. Al hacer la lista, los países de la UE “han olvidado una cosa: verdaderos paraísos fiscales. Recaudar solo el 2% de la evasión fiscal total quiere decir que varios paraísos fiscales, tanto de la UE como de fuera de la UE, quedan libres», Añade el eurodiputado holandés, que también cree que la elección de la Junta de otorgar una ampliación a los probables integrantes de la lista como Turquía y Australia hay que a “razones políticas”.

Marruecos, fuera de la lista

Ankara, que tenía hasta el 31 de diciembre de 2020 para mostrar un “progreso tangible” en el intercambio automático de información fiscal con los Estados miembros de la UE, permanecerá en la llamada “lista gris” (Anexo II) y va a contar hasta el próximo 30 de junio para cumplir este requisito. En su declaración, el Consejo lamenta que Turquía no haya aportado ninguna prueba de que haya tenido lugar un trueque de datos efectivo con seis de los 27 Estados integrantes. Por otra parte, el Consejo decidió remover a Marruecos de la “lista gris” de terceros países no colaboradores. La resolución reconoce los esfuerzos de Marruecos para cumplir con las normas de todo el mundo de gobernanza fiscal.

La búsqueda de paraísos fiscales se ha vuelto aún mucho más urgente en la era del coronavirus. Para hacer frente a los proyectos nacionales de recuperación y sus reformas siguientes, los gobiernos de europa precisan elementos para financiar la restauración y reducir la fuga de esenciales capital fiscales tanto a países no correspondientes a la UE como a otros Estados miembros. Según una encuesta de 2020 efectuada por la iniciativa en todo el mundo ‘More in Common’ en siete países (Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia y EE. UU.), Entre el 84% y el 95% de los ciudadanos debían condicione los rescates públicos a compañías que no empleen paraísos fiscales y paguen los impuestos correspondientes en su país de origen.

La UE no incluye países con tasas impositivas corporativas de cero por ciento o muy bajas, ya que no se considera un método para detectar los paraísos fiscales. De esta forma, países como Andorra prosiguen siendo libres de participar en una competencia fiscal agresiva.

Los eurodiputados también insisten en casos como el Islas Caimán, fuera de la lista negra pese a la aplicación de una tasa impositiva corporativa del 0%. “Al paso que Barbados causa 4 mil millones en pérdidas fiscales, Dominica causa un total de cero”, tuiteó ayer la ONG. Oxfam En todo el mundo contra la resolución de los ministros de Finanzas de la UE de eliminar el primero e integrar al segundo. Chiase Putaturo, asesora de Oxfam en impuestos en la UE, resalta las tres principales deficiencias del desarrollo en Europe Today: la debilidad y desigualdad de los criterios con los que se penaliza a los paraísos fiscales reales en ciertos países desarrollandose; falta de transparencia tanto en el trámite como en el organismo que gestiona la lista; y falta de congruencia, puesto que algunos Estados miembros de la UE actúan como paraísos fiscales.

El análisis de Oxfam concluye que la lista de paraísos fiscales de la UE sigue sin detectar de manera eficaz a los países que utilizan prácticas fiscales nocivas al ayudar a los más ricos a eludir sus compromisos. Según la ONG, en 2019, cinco Estados integrantes de la UE (Chipre, Irlanda, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos) tenía especificaciones propias de los paraísos fiscales: altos escenarios de inversión extranjera directa, pagos de propiedad intelectual, intereses, dividendos. Con poco más de 613.000 pobladores, el Enorme Ducado de Luxemburgo tiene niveles de inversión extranjera directa entre 67 y 100 ocasiones su peso económico (PIB), según un estudio reciente de la velada francesa Le Monde (OpenLux).

El Subcomité de Impuestos del PE critica la asamblea a puertas cerradas del Grupo del Código de Conducta (el organismo encargado de examinar los paraísos fiscales) y pide que el Parlamento Europeo también participe en el desarrollo. Su presidente advierte que, si el Consejo no está presto a presentarlo, el Parlamento Europeo tomará las medidas necesarias solo. En exactamente la misma línea, Oxfam solicita que el Parlamento Europeo se involucre mucho más en el proceso, en especial en el momento en que recibe información sobre la revisión de la lista antes de la resolución final.

Microestados europeos como Suiza, San Marino y Andorra, que en las últimas semanas acapararon los sucesos por la salida de influyentes youtubers españoles a abonar menos, están resaltados en verde por el Consistorio al considerar que están cooperando con la Unión y pusieron en marcha las reformas necesarias.

“Esto se origina por que la UE no incluye automáticamente países con tasas impositivas corporativas de cero por ciento o bajísimas, puesto que no se considera un criterio para detectar los paraísos fiscales. De esta manera, países como Andorra (tipo impositivo legal del 10% y tipo impositivo efectivo del 8,9%) prosiguen siendo libres de entablar una competencia fiscal agresiva y son responsables de una carrera a la baja en el impuesto de sociedades ”, valora el analista de Oxfam.

La UE tiene las mayores pérdidas a nivel mundial como producto de la transferencia de provecho a paraísos fiscales y se calcula que pierde cerca del 20% de sus capital del impuesto de sociedades todos los años.

En esencia, la Unión Europea registra las mayores pérdidas globales como consecuencia de la transferencia de provecho a paraísos fiscales, y se calcula que todos los años pierde cerca de 20% de sus capital del impuesto de sociedades.

Tax Justice Network estima que las economías europeas mucho más afectadas por la pandemia, como Francia, España y también Italia, pierden 10 mil millones en ingresos fiscales por año gracias a la evasión fiscal corporativa facilitada por Holanda, que es exactamente de donde procede el presidente. De la Subcomisión de Asuntos Tributarios del PE, que a pesar de todo se expone ilusionado sobre los efectos de la crisis pandémica en la opinión pública sobre la relevancia de los impuestos. “La multitud valora mucho más que para financiar los gastos necesarios incurridos a lo largo de la crisis, debemos contribuir juntos y de manera justa. Esto se puede hacer combatiendo la elusión fiscal, pero también aumentando la carga fiscal de quienes en los últimos años han visto reducir mucho más su factura fiscal, a fin de que todos contribuyan a nuestra restauración. En Holanda, la mayor parte de los partidos, de izquierda a derecha, ahora lo apoyan ”, concluye.

Míralos
Comentarios

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *