Fb y WhatsApp: siete años de un matrimonio rentable


El séptimo aniversario de la adquisición de WhatsApp por la parte de Fb no podría ser mucho más crucial. La aplicación, por la que circulan todos los días los mensajes de 2.000 millones de clientes, ha iniciado este año la transición para convertirse en un nuevo e importante canal publicitario para Fb, con la difusión de una polémica actualización de la política de intimidad como primera parada y que ha convertirse en una crisis de relaciones públicas destacando que los chats enviados entre individuos y empresas se pueden leer para mostrar anuncios customizados. Fb ha tenido que retirarse de las preguntas sobre la pérdida de intimidad y la fuga de usuarios que en teoría migraron a plataformas como Telegram y Signal.

Una imagen sobre la compra de WhatsApp por parte de Facebook

Lo cierto es que el pasaje se ha cantado desde el momento en que Mark Zuckerberg visitó las áreas de trabajo de WhatsApp, entonces comandado por Brian Acton y Jan Koum, para anunciar lo que durante numerosos años habría sido la adquisición mucho más cara de una aplicación. $ 19,000 millones para una interfaz que entonces tenía el único modelo de negocios para cobrar $ 1 por año a cada usuario, alrededor de 450 millones en el instante de la adquisición. “WhatsApp complementará nuestros servicios de chat y mensajería a fin de que podamos sugerir nuevas herramientas a nuestra comunidad”, ha dicho Zuckerberg en ese momento.

El aviso causó revuelo, en tanto que muchos investigadores no brindaron crédito al millonario pactado para la adquisición de WhatsApp. Algunos creían que la adquisición procuraba liberarse de la rivalidad de Fb a eso que entonces era entre los productos estrella, Messenger. Otros apuntaron que la monetización vendría con avisos en los chats, como sucede con las páginas. La estrategia, en realidad, fue más complicada y discreta.

Tres años tras la adquisición, en el momento en que el aplicación La cantidad de individuos casi se había triplicado (de 450 millones en 2014 a 1.500 millones en 2017), Fb anunció WhatsApp Business, una versión del servicio de mensajería dirigido a empresas de todo género. Igual que una pequeña florería que hacen las aerolíneas o las compañías de telefonía celular.

La ruta incluyó, como ahora, cambios en la política de privacidad. Aún en medio de una polémica, en 2016 preguntó a los clientes admite que Fb comparte tu número de teléfono con WhatsApp. En medio de los escándalos de comercialización de datos, Facebook aprobó los nuevos términos de servicio. En 2021, por lo menos 80 millones de compañías usan WhatsApp Business.

La historia se repite y WhatsApp vuelve a pedir a los clientes que acepten una exclusiva política de intimidad, que establece abiertamente que leerá chats entre usuarios y compañías para divulgar anuncios. “Creemos que es esencial que la multitud sepa por qué WhatsApp podría ser gratis. Todos los días, millones de personas eligen estar comunicado con las empresas por WhatsApp porque es mucho más simple que llamarlas por teléfono o enviarse mensajes de texto por e-mail. Cobramos a las empresas (no a los clientes). usar WhatsApp para ofrecer ese servicio al cliente “, dijo Fb en un aviso que justifica la actualización de su política de privacidad.

Algunos activistas aseguran que la solución es dejar de emplear WhatsApp y Fb, una acción que en conjunto mostraría la necesidad de que las grandes empresas tecnológicas ofrezcan servicios diseñados para respetar la intimidad de los clientes. En Facebook, afirman que a los usuarios no les importa. “Creemos que la multitud busca aplicaciones fiables y seguras, aun cuando WhatsApp precisa poder ingresar a información limitada”.

Sugerencias del editor










Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *