Luis Suárez hace más líder al Atlético en un partido histórico



El Atlético vuelve al Eibar (1-2) con dos goles de Luis Suárez, en un partido equilibrado y duro que empezó con un gol del portero del Eibar, Dmitrovic, de penalti, ante el Oblak.

Jugar contra el Eibar en Ipurúa es peor que un dolor de muelas. El equipo de armeros es probablemente el que más crédito tiene, temporada tras temporada, por mantenerse en la máxima categoría del fútbol español. Con el tamaño reducido, tanto con muy pocos espacios como con Mendilibar que es el amo y señor de todo lo que pasa en Ipurúa, muchos equipos se ahogan en lidiar con el Eibar.

Aparte de patadas y presión, al menos vimos algo histórico en este Eibar-Atlético. Ocurrió en el minuto 8 de juego cuando Carrasco, involuntariamente, pero obviamente, pisó al japonés Muto dentro del área. Hasta ahora todo, más o menos, normal. Pero la normalidad terminó cuando el que se apresuró a para lanzar el penalti fue Dmitrovic. Sí, sí, el fantástico portero del Eibar, que ahora también lanza penaltis.

Un serbio se ha enfrentado a un esloveno, Oblak, que es el mejor portero del planeta en casi todas las áreas, pero no en los penaltis. Y sin duda Dmitrovic venció al portero del colchonero No te enojes. Mendilíbar prefirió no verlo y respiró cuando le dijeron que su portero había marcado. Es algo histórico que no ha sucedido, según Pedro Martín en Game Time, desde 2011, cuando Aranzubia, portero del Deportivo, marcó en Almería, en el último minuto de ese partido.

Tras la sorpresa de Dmitrovic, el Atlético reaccionó bien. No sintió demasiado el golpe y se lanzó al ataque. Con poca continuidad, porque el Eibar exigía tanto bajo presión y, a veces, demasiado fuerte, pero al menos la intención de atacar siempre había sido el equipo de Simeone. Atlético como siempre cuando Koke desapareció, notó su ausencia y más aún desde que su reemplazo es Saúl, que sigue sin encontrar su punto de forma.

La primera parte iba avanzando y en el minuto 40 se hizo realidad la enorme diferencia entre el Atleti de los otros años y esta temporada. Y este no es otro que Luis Suárez. Sergio Álvarez, el centrocampista del Eibar, se metió en líos al rechazar un balón, Marcos Llorente No cedió a su tozudez y el balón cayó en las botas del uruguayo, que soltó un derechazo que inutilizó el alargamiento del marcador Dmitrovic. Fue Décimo gol de Suárez. Un verdadero atropello.

Tras el descanso, Simeone retiró a Correa y Lemar para entrar en Torreira e Joao Félix y, curiosamente, el Atlético no jugó mejor. La presión del Eibar aumenta y, de forma consecutiva, un buen disparo de Arbilla y un cabezazo de Bigas ponen en apuros a Oblak.

Solo en los últimos diez minutos el Atlético volvió al poder. En el minuto 81, Una jugada de Luis Suárez podría acabar en rojo de cabeza para Arbilla, en lugar de la amarilla que le mostró el árbitro cuando el uruguayo se fue solo ante la portería vasca. En el siguiente juego, Dmitrovic hizo una pausa por la noche para salvar un buen disparo en ángulo de Joao Félix.

Y en el minuto 87 Luis Suárez también fue el protagonista del partido. El uruguayo volvió a la puerta de Dmitrovic y fue derribado por Arbilla. El juego fue, al menos, disputa, pero el árbitro Melero López señaló el punto. Luis Suárez, omnipresente durante todo el partido, marcó el gol de la victoria. Y lo hizo al estilo Panenka. Como nada.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *