Alejandro J. García Nistal: Astorga, crisis y basura


Actualizado:

Salvar

En la importante ciudad leonesa de Astorga, donde la suerte quiso que volviera el historiador Juan José Alonso Perandones para recuperar el partido y, entre otras cosas, la alcaldía, el gobierno de una coalición sociocomunista vive su primera y gran crisis después de un año de luna de miel.

El teniente de alcalde, José María Jáñez y líder de Izquierda Unida, le está costando un poco de disgusto a Perandones, que necesita los dos votos de la extrema izquierda para poder gobernar los dos mil años. Y si el célebre alcalde saca más de un capricho, a los ciudadanos casi un cuarto de millón de euros el sueldo de los cuatro años que dura el legislador, con un sueldo nunca visto en estos parajes de sobriedad y escasez.

Resulta que la subvención de limpieza y saneamiento se ha extendido por muchos años y el programa de IU dejó claro que su intención de subir al poder sería revertir esta competencia en público con los trabajadores municipales y todo eso. Implica a expensas de la propiedad privada y el servicio.

Sabemos que al alcalde socialista no le gustan los cambios y da la casualidad de que ocho años después se cruzó con la empresa a la que él mismo concedió el servicio en una situación, insistimos, de libre competencia pública. Y en este punto Perandones y Jáñez, “el camarada” como lo llaman en broma en Astorga, chocaron como dos trenes cara a cara. Y, por supuesto, lo que tiene la política, la tensión ha trascendido el piso noble del palacio de la Casona sin poder romper el pacto o coalición que podría darle el poder al que realmente ganó las elecciones, el Partido Popular José Luis Nieto. “Lástima que se anule la papeleta y el consecuente concejal de ancianos”, dimitió la gaviota azul.

En cualquier caso, el nuevo capítulo de esta crisis que está resquebrajando la confianza y el acuerdo entre el PSOE e IU es que se deriva de la negativa legal por parte de la propia alta función pública a los requisitos legales que se han propuesto como un paso más para municipalización del servicio. Se encontraron con la “pierna negra”.

Alejandro J. García NistalAlejandro J. García Nistal

Míralos
Comentarios

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *