Fútbol en vivo desde lejos | Es LaLiga en EL PAÍS


La época dorada del Cádiz CF, entre 1985 y 1993, vio a Juan Antonio García, ahora presidente de la federación gaditana de clubes, trabajar en todo el país, en Barcelona, ​​a más de 1.000 kilómetros de distancia. del estadio Ramón de Carranza. Cuando regresó al sur el 3 de enero de 1993, el equipo luchaba por mantenerse en la máxima categoría del fútbol español. Al año siguiente bajaron a segundo grado B. Le importó poco en 1998, cuando finalmente regresó a su ciudad natal después de otro parón de cinco años en Osuna (Sevilla). ¡Estaba “ansioso por llegar a Cádiz!” Eso no le dio importancia a la división. 22 años después, la historia se repite. Los gaditanos atraviesan una de las mejores temporadas de su historia y en 18 partidos de la Liga Santander ya han batido al Real Madrid, al FC Barcelona y al Athletic Club. García y la peña de la Holoturia Amarilla, que forma con sus hijos y algunos Los colaboradores, ahora están cerca de Carranza, pero como en esos años épicos de Mágico González, tienen que vivirlos, esta vez por la pandemia, lejos de la pradera. Y los bares, los abrazos y las amistades. Como les ocurre a miles de clubes de fans de todo el mundo, que no han podido hacer lo que siempre han hecho desde marzo y tratan de reinventarse a través del contacto virtual, realizar tareas altruistas, reorganizar sus partidos más importantes y resistir la pérdida de los suyos. seres queridos y dificultades económicas.

La última vez que acudieron al estadio fue el 29 de febrero de 2020 en un partido de LaLiga SmartBank ante la UD Almería. Teñieron el Carranza de azul y amarillo. “Hicimos un mosaico espectacular con 12.000 tarjetas. Ese fue el último gran recuerdo “, dice García.” Aquí no se festejó nada. No pudimos salir al campo de LaLiga Santander, con la ilusión de que eso implicaba “, lamenta. Ahora está satisfecho con el contacto que hizo. tienen los presidentes de cada club cadista a través de un gran grupo de WhatsApp donde, por ejemplo, eligen al mejor jugador de cada partido y luego distinguen al jugador más destacado de toda la temporada. Es algo que hacían antes de la pandemia, pero en tiempos de El distanciamiento social ha cobrado mucho valor para mantener el interés en el equipo.

Juan Antonio García, presidente de la federación de clubes del Cádiz CF.


Juan Antonio García, presidente de la federación de clubes del Cádiz CF.

“Cuando el fútbol se detuvo [entre marzo y junio] hemos creado un campeonato FIFA20. Luego también se convirtió en un torneo nacional entre todas las federaciones de LaLiga peña. Nuestro campeón, un chico de Chiclana, llegó a la final ”, cuenta García. Y cuando regresó intentaron reunirse en los bares, pero el toque de queda y el horario limitado de la hostelería en Cádiz lo hacían casi imposible. “Para algunos juegos, reunimos a 4 o 5 en una casa”, dice, siempre y cuando, al igual que con los fanáticos de todos los equipos, el horario de partidos y el toque de queda de cada lugar lo permitan.

Así lucía el estadio Ramón Carranza en el último partido disputado allí con el público, el 29 de febrero de 2020, ante la UD Almería.


Así lucía el estadio Ramón Carranza en el último partido disputado allí con el público, el 29 de febrero de 2020, ante la UD Almería.

En Valladolid, en junio, cuando comenzó la reducción de la escalada de reclusos, vieron, con todas las medidas sanitarias, una fiesta de 200 personas en la terraza del bar La Fundición, que podía acoger hasta 500 personas. José Antonio Pérez, de 45 años y presidente de la federación de peñas pucelana, que cuenta con 51 fanclubs y más de 2.500 hinchas, miente cuando dice, como quien busca el lado bueno de las cosas, que “con siete bajo cero, se agradece no mirar fútbol en estos días “. Echa de menos el calor del estadio José Zorrilla a veces helado y “la previa, la fan zone, los clubes, los viajes, la preparación de los viajes, la venta de entradas con dos semanas de antelación, los autobuses, las reuniones con amigos de Getafe, Leganés, Sevilla … ”O en cualquier lugar. “No solo el fútbol es más”, dice.

El presidente de la Asociación de Peñas Valencianistas, Fede Sagreras, recuerda una de las pocas reuniones que tuvo lugar en los últimos 10 meses. Fue una asamblea extraordinaria en agosto. “Buscamos un sitio temporal que pudiera acomodar a 100 personas con una distancia mínima de dos metros entre cada una de ellas”. Desde entonces no han podido organizar cenas ni reuniones para asistir a los juegos a pesar de haber terminado una nueva sede. Un lugar completamente nuevo que muchos seguidores no podrán ver. “Los clubes están perdiendo muchos socios. Especialmente los ancianos. Algunos están compuestos por muy pocas personas. Extrañaremos a los que perdimos por la pandemia “, dice.

Un aficionado del Rayo Vallecano mira un partido en Vallecas desde su balcón.


Un aficionado del Rayo Vallecano mira un partido en Vallecas desde su balcón.

“Hemos decidido reducir y eliminar la segunda cuota anual – 50 euros de un total de 135 – que pagan los aficionados”, dice. Pese a la escasa actividad de la mayoría de clubes, él y el equipo del grupo siguieron más ocupados que antes de la pandemia debido a las reformas del nuevo local. “Reciclamos. También hemos organizado colecciones de dinero para comprar geles hidroalcohólicos y distribuirlos. También llevamos pizzas a los trabajadores sanitarios del hospital y ayudamos al club en la distribución de comida en Mestalla ”.

Javi Herrera, portavoz de la federación de peñas CD Leganés.


Javi Herrera, portavoz de la federación de peñas CD Leganés.

Acciones solidarias que también han visto la luz en Leganés, a través de su federación de clubes. Javi Herrera, su portavoz, dice: “Fuimos una de las ciudades más afectadas por la pandemia. Para estar unidos nos dedicamos a ayudar al hospital Severo Ochoa, a los trabajadores de la salud, a los enfermos … hemos escrito muchas cartas a los que estaban aislados ”. Todas las demás actividades de los 10 clubes de fans y 1.300 seguidores del club se han interrumpido.

Son sentimientos difíciles de explicar. Relaciones que no todo el mundo conoce y que el gaditano García resume con naturalidad: “Aunque pueda parecer extraño, hay amistades que se han ido haciendo a lo largo de los años ya pesar de que solo nos vemos cada 15 días: los días de partido. Apenas te preguntas por la familia. Es una relación futbolística exclusiva. Habla del juego, date un abrazo ”. Algunos de ellos, directivos de Aficiones Unidas (AFEPE), esperan y esperan que si la tasa de vacunación se estabiliza podrán disfrutar de un nuevo juego la próxima primavera. Otros apuntan a septiembre. Evidentemente, como dice Herrera, aficionado del CD Leganés: “Que vuelvan los abrazos de los goles”.

Puedes seguir EL PAÍS Sports en Facebook, Gorjeo o suscríbete aquí a la Newsletter.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *