Sainz: “El ritmo es bueno, pero soy un poco espectador” | Deportes



Nasser Al-Attiyah (Toyota) continúa el ataque. Audaz, el qatarí toma la delantera con una estrategia totalmente diferente a la de su rival Stéphane Peterhansel (Mini), tranquilo y paciente, no una victoria de etapa, sino un liderazgo bien vinculado. Con el permiso de Toyota, que luego de agregar su quinto triunfo en una fase rápida – su 40ª victoria en la carrera de rally más dura y popular – está a menos de cinco minutos de Monsieur Dakar en general.

Otro que no sale con chicas es Carlos Sainz (Mini). Eso sí, el madrileño se ha visto obligado a correr siempre al ataque ya que perdió 35 espléndidos minutos durante la quinta etapa, temido por las dificultades de navegación. En este segundo día de etapa maratón, salió Sainz, una vez más para todos. Y estaba a solo 52 segundos de Al-Attiyah, con quien luchó codo con codo por la victoria de etapa. Así, el vencedor del Príncipe de Asturias sigue recortando poco a poco los minutos a sus dos rivales directos. En esta ocasión quien más le cortó fue el francés, tercero en esta octava etapa, a tres minutos de distancia. Y cuya ventaja sobre Sainz en la clasificación general se reduce ahora a menos de 39 minutos. Una distancia importante pero salvable. Este es el Dakar. Y nada es predecible hasta que llegue a su destino final.

Lo único que parece inamovible es que estos tres veteranos, ganadores de las últimas ediciones y gobernantes absolutos de la carrera, llegarán este lunes a la meta de este Dakar: juntos, pero no revueltos.

Así lo ve Sainz al final de la etapa: “No estuvo mal. Solo hemos tenido un pinchazo y, en general, más contentos, aunque con los problemas habituales en algún lugar están las dunas y hacemos algunas vueltas, pero nada que no suele pasar en un Dakar. El ritmo ha sido bueno, como siempre, pero el de las dos cabezas es alto y soy un poco espectador ”.

Seis pilotos en 17 minutos

Completar la etapa del maratón del Rally Dakar no es nada fácil. Hay que conducir con precaución, asumiendo algunos riesgos, por el recorrido y la velocidad, a los que pocos renuncian. Sin olvidar los neumáticos, limitado a seis en esta edición de moto. Pilotos como Toby Price (KTM), que completó la primera parte del maratón el domingo con una llanta estropeada, hicieron un esfuerzo la noche anterior para recuperar esa llanta rota y salvarla para completar la etapa ocho el lunes. De nuevo, el australiano manitas, discípulo de MacGyver, recibió su doctorado con honores. No solo por cerrar esa grieta, la arregló con pinzas improvisadas y cinta adhesiva, sino para terminar el día con un segundo lugar: en el escenario, a un minuto de José Ignacio Cornejo (Honda) y en la general, en la que también es de poco más de un minuto.

El día estuvo marcado por una especial de 375 km hacia Neom por un camino con tantas rocas como dunas, lo que podría provocar más averías y pinchazos, pero Price se salvó. La velocidad se impuso tras una séptima etapa en la que la estrategia mandó mucho más. Y las distancias volvieron a ser mínimas entre quienes aspiran a llegar a Jeddah el viernes en primer lugar de la general.

En esto está Cornejo, que mantiene el liderato, aunque sea levemente, tras una bien trabajada victoria de etapa y en una de las jornadas clave. Si el día anterior fue Ross Branch quien perdió minutos fantásticos por una caída -ahora está 50 minutos por detrás del líder- este lunes fue De Soultrait (Husqvarna), cuarto en la clasificación general ayer y hoy fuera de carrera: sufrió un Fuerte caída que obligó a su evacuación en helicóptero al hospital de Tabouk para ser sometido a un examen radiológico completo.

La lucha por el Dakar 2021 está perdiendo candidatos, aunque sigue abierta como hace unos días. Se clasifican seis pilotos con 17 minutos de diferencia horaria, un disparate cuando aún quedan cuatro etapas para terminar el Rally. Entre estos seis, además de Cornejo y el dos veces ganador Price, se encuentran el campeón de Sunderland (KTM), los pilotos de Honda Kevin Benavides y Joan Barreda (sexto en el escenario, cinco minutos detrás del chileno), y el último ganador, Ricky Brabec (Honda), que terminó tercero en esta octava etapa a pesar de la apertura de pista.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *