Isabel Pantoja se vuelve y sorprende a ella y a los desconocidos con su último intento


los Pantoja está en pie de guerra y tiene la intención de librar una batalla judicial. Si en las horas posteriores a la entrevista histórica de su hijo Kiko Rivera lo que nos llegó de su entorno es que la tonadillera fue literalmente “destruida”, ha pasado el tiempo y Isabel ya estás al tanto de todo lo que dicen, difunden y afirman los medios.

Su primera decisión fue dar la orden de atender todas las solicitudes necesarias para que su honor permanezca intacto.

Su segunda decisión fue dar respuesta a la solicitud notarial recibida hace más de 48 horas en “Cantora”. Un requisito para los activos depositados por el abogado. Joaquín Moeckel en el que se le instó a devolver las cosas que Paquirri dejó a sus hijos mayores, Francisco Y Cayetano. Pantoja No tenía obligación de responder, pero lo hizo a través de su abogado cuando el mismo notario acudió a la finca Cantora para conocer la decisión de la viuda. Paquirri.

Respuesta de Isabel inmediatamente fue publicado exclusivamente por su revista líder. Gracias a esto pudimos averiguar Pantoja no responde a la solicitud de Francisco y de Cayetano y que pretende llegar hasta el final para preservar los recuerdos que aún quedan en Cantora.

Lo curioso de esta respuesta es que, por primera vez, Isabel Admite que el equipo taurino de Paco se mantiene bajo su custodia en la finca. Pero dio un paso más al reconocer que estas prendas y objetos personales aparecen en un documento privado “que no recuerda haber firmado”. Una respuesta que ha alejado a amigos y extraños.

Esta revista pudo acceder a ese documento privado que fue firmado y leído frente a todos los herederos, el mismo día que el cuaderno de partición de Paco, el 24 de septiembre de 1987 en Sevilla. Ese día y en esa misma oficina también se firmó un “documento complementario y rectificativo del contenido anterior”.

Un documento en el que todos los herederos “consienten la distribución de armas, joyas, relojes, bolígrafos, bolígrafos, monedas, medallas e insignias, indumentaria, herramientas, cabezas de toro, herramientas y algunos muebles”.

Estas hojas muestran claramente que los herederos estuvieron de acuerdo en que los niños mayores Paco Contaba con un total de 7 trajes de toreo, 2 mantos de toreo, 2 camisas blancas, una capilla portátil con la Cruz de Caravaca, 2 cuerdas de oro y un crucifijo, espadas y tuétano, además de 12 capotes y muletas. También recibieron una cabeza de toro de la organización benéfica y muchas más para repartir en lotes. También recibieron una máquina de cine super8, 2 cámaras, 1 caja de tabaco con el nombre de la madre. Y también está el famoso fondo que el desafortunado torero dejó adrede como herencia a su hijo mayor. Fundon que Kiko le dio a su hermano el día de su boda.

Es un documento de varias páginas donde la firma de Isabel Pantoja Martín. Una empresa que hoy Isabel, parece no recordar.

Una estrategia judicial que es difícil de sostener ya que esta firma se estampa ante el mismo notario con el que firma para convertirse en dueño de más de la mitad de Cantora, además de otros beneficios obtenidos de la herencia del torero. Aparentemente la tonadillera habría perdido la memoria solo en relación con el testamento de su esposo respecto a la herencia que quería dejar a sus hijos mayores.

ESdiario pudo comprobar que de momento Fran y Cayetano no saben qué estrategia adoptarán

El centro de atención ahora está encendido Francisco Y Cayetano. Este diario en conversaciones con su abogado pudo constatar que de momento desconocen estrategia que adoptarán. Su abogado siempre ha querido señalar que las intenciones de los niños terminan Paquirri era poder llegar a un acuerdo amistoso con Pantoja. Un acuerdo que la cantante no contempla ya que con este movimiento ha dejado claro que no pretende dar un paso atrás en su decisión.

Así podemos confirmar que aún quedan muchos capítulos por escribir de una telenovela que parece no tener fin.





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *