El Supremo confirma que Moncloa mintió a Delcygate pero no imputará a Ábalos


La justicia da refugio final a Delcygate y no investigará al Ministro de Transporte y al número tres de los PSOE, José Luis Ábalos, por su entrevista clandestina en Aeropuerto de Baraja con el vicepresidente de Venezuela, Delcy Rodríguez. Pero, de paso, le dio un golpe legal a Moncloa al derribar la versión oficial defendida por el gobierno, su presidente, los cancilleres y cancilleres. Fernando Grande Marlaska Y Arancha González Laya.

Porqué el Corte Suprema resolver el número dos de Nicolás Maduro entró en España, negando la versión oficial del Ejecutivo -en varias respuestas parlamentarias- que Rodríguez siempre se quedó en el hall de tráfico del aeropuerto de Madrid y ahí fue donde se reunió Ábrelos. Los magistrados condenaron así al ministro que desobedeció la prohibición de Bruselas de pasar el número dos de la dictadura venezolana en suelo europeo.

La Corte Suprema, por su parte, acordó desestimar las denuncias presentadas por Vox y el juego Laócratas contra el secretario de la Organización Socialista por presuntas prevaricaciones para su encuentro el pasado mes de enero con el vicepresidente venezolano.

Los jueces creen que la actitud de Ábrelos Es susceptible de control político pero de él no deriva responsabilidad penal, aunque insiste en que el líder bolivariano ha entrado en territorio español, violando así las sanciones de la Unión.

La Sala Penal señala en su resolución que Rodríguez, que tiene prohibido entrar en el espacio Schengen debido a la crisis en Venezuela, entró en España desde el momento en que su avión irrumpió en el espacio aéreo español, independientemente de si alguna vez el número dos de Maduro solo estaba en la zona de tránsito internacional.

Por tanto, el Tribunal Supremo considera que se han violado las sanciones de la UE, pero al mismo tiempo argumenta que “las obligaciones derivadas de las decisiones de la PESC (Política Exterior y de Seguridad Común) son de naturaleza esencialmente política”.

Las relaciones de Delcy Rodríguez con el PSOE, en particular con José Luis Rodríguez Zapatero, son sospechosas desde hace tiempo.

A pesar de esta presentación del Tribunal Superior, el gobierno aún enfrenta una investigación por parte de la propia Comisión Europea. El Ejecutivo Comunitario recibió hace unos días un informe de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo pidiendo a Moncloa que explicara el traslado a Barajas de Delcy Rodríguez. Eurocamara reclama el órgano que preside Úrsula Von de Leyen también observar el caso y recopilar la información disponible.

Los expertos europeos ven como una obligación legal para los Estados miembros aplicar las sanciones aprobadas por los 27 y “tomar todas las medidas posibles para evitar la entrada” en suelo de la UE de personas registradas en una lista de sanciones de la UE.





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *