Isabel Franc: “La vida después del cáncer ya no es la misma … pero casi la misma”


La muerte por cáncer de mama sigue siendo un tabú. “Las mujeres no mueren de este cáncer, siempre parecen morir de una larga enfermedad o de un accidente”, dice la escritora y novelista catalana Isabel Franc. “Esta invisibilidad crea un mayor estigma entre quienes padecen este trastorno. Alice en un mundo real actúa como un puente entre las personas que están presentes, que albergan a los pacientes y que a menudo se sienten impotentes para discutir el asunto con ellos. Y el libro facilita un poco las cosas ”, reconoce la escritora Isabel Franc, autora de la histórica novela gráfica sobre el cáncer y sus aspectos sociales.

¿Padecer cáncer de mama marca un antes y un después aunque ya se haya superado?
En todo en la vida hay un antes y un después; no es necesario darle más valor del que tiene. Es una experiencia muy dura, porque la vida después del cáncer ya no es la misma, pero es la misma, y ​​casi lo es. La vida después de algo grave que te pasa nunca es igual, lo que pasa es que no puedes quedarte en la experiencia de que tu cuerpo ha cambiado; tu cuerpo también varía con la edad, con tus hábitos … y lo que tienes que hacer es aceptar que esa es la situación. De todos modos trabajo, salgo, entro, escribo, tengo familia, pareja, perro …

Cual es el mensaje?
Del cual no puedes quedarte en la tragedia ¡Mira lo que me pasó! En todo lo grave que te pasa, hay un antes y un después.

¿Escribió el libro por su relación personal con este tipo de cáncer?
Sí, escribí el guión y lo dibujó Susanna Martín, colaboradora de numerosos medios, entre ellos Píkara Magazin. El libro es totalmente autobiográfico. Tuve esa experiencia y cuando terminó no tenía ninguna intención de catarsis. Fue el círculo más cercano el que me animó, porque me parodiaba mucho. Y me dijeron: Todo esto, ¿por qué no lo sacas a relucir? El sentido del humor aún puede ayudar a las personases. Pensé en qué libro me hubiera gustado tener en una circunstancia en la que tienes mucho tiempo para leer y muy poca energía, y cuánto me gusta la novela gráfica, ya que el dibujo siempre suaviza mucho los temas difíciles, estoy de acuerdo con Susana Martín y estamos estado involucrado en esta aventura.

Las expectativas de salvación del cáncer de mama son muy altas, pero todavía hay un gran impacto cuando te diagnostican, ¿verdad?
Es tan impactante como cualquier otra enfermedad grave que le diagnostiquen. El cáncer tiene una alta tasa de mortalidad, pero en realidad la cura es cada vez mayor y una vez que te dan de alta puedes llevar una vida normal. Hay otro tipo de enfermedades que no se nombran y que tienen consecuencias mucho más graves.

En Alice en un mundo real quiere poner los pies en la tierra, aunque muchas mujeres están sanadas.
No hago todo ese proceso cuando voy a escribir un libro. La idea era contar esa tragedia, porque es, desde otro punto de vista, desde otro punto de vista. Hablo de lo que pasa después, y por eso tuve que contar primero todo lo que pasa, lo cual es muy difícil. Lo enmarcamos en un mundo despreocupado donde la amistad es un gran valor, donde todos se preocupan por Alicia, incluso demasiado. Además, también tenía el deseo de hacer visible la enfermedad en una mujer lesbiana, porque parece que solo le ocurre a mujeres heterosexuales. Cuento cómo vive la enfermedad una mujer lesbiana. Alicia no tiene una familia detrás de ella en el libro, lo que tiene es la familia alternativa, la red de amigos que constantemente le dan consejos, que son demasiado abrumadores, pero conmovedores.

Hay mucha conciencia social que se expresa de diferentes formas …
Eso sí, y es mucho más interesante analizar unas jornadas como las del Día del Cáncer de Mama. Es muy bueno que sea visible, que hablemos, que la gente esté concienciada, pero hay que analizar desde qué perspectiva lo hacemos. ¿Por qué los concursos solidarios sobre cáncer de mama y no de próstata? ¿Qué pasa ahí? ¿Por qué el color rosa? ¿Cuántos por ciento de las empresas con productos que atraen el cáncer de mama se dedican a la ciencia? ¿Cuánto por ciento ganan con eso? comercialización? Estos son temas de los que las mujeres deben ser conscientes. Las mantarrayas, las cintas rosas … me sale urticaria, principalmente porque es rosa, y también por todo lo que conlleva detrás, por el simbolismo de lo femenino y de lo comercialización de todas las empresas que están haciendo su agosto en nombre de la ciencia. ¿Quién está jugando? La vista debe incorporarse a esta construcción del cáncer de mama.

¿Porque?
Porque afecta a las mujeres y desequilibra el orden social: la mujer pasa de ser cuidadora a ser cuidada, y esto desestabiliza a toda la familia. Las mujeres pueden perder una parte de su cuerpo, de hecho muchas veces lo pierden, que es un símbolo absoluto de la feminidad: el pecho. Aquí es donde tenemos que detenernos y pensar un rato. Días como el Día del Cáncer de Mama deben servir principalmente para reivindicar la investigación preventiva. La detección por mamografía y otros métodos es muy buena, pero es igual de importante, o más importante, saber qué causa el cáncer de mama, qué impacto ambiental hay y qué productos pueden ser cancerígenos y cuáles usamos habitualmente.

Este tipo de cáncer suele aparecer en una edad en la que el impacto estético para la mujer es una lluvia de realismo.
Sobre el impacto estético debemos tener otro tipo de look. ¿Por qué deberíamos tener cuerpos perfectos? En cualquier caso, ese cuerpo perfecto es ahora, pero en la época de Rubens no lo era, y menos en la prehistoria. Cada momento histórico, como se evidencia en la novela de Alicia, tiene sus propios cambios estéticos. Las mujeres han tenido que agrandar, encoger, ponerse los pechos, quitárselos … Dejemos de hablar de historias: tengo el cuerpo que tengo ahora y quiero lucir como es. De hecho no me hice una reconstrucción mamaria, me tatué una lagartija, porque ya no quería entrar al quirófano por motivos estéticos, y de alguna manera quería decorar esa zona para invitar a la gente a mirar mi cuerpo diferente con total tranquilidad. porque la gente te mirará de la misma manera; Siempre observamos diferentes cuerpos con una mirada morbosa: lo que hay, lo que falta, lo que queda … Si mi cuerpo ahora tiene michelines, no pasa nada.

¿No es emocionante revivir después de un diagnóstico de cáncer?
Tan emocionante como después de una pandemia, por ejemplo. Insisto en que la vida es un viaje en el que hay tormentas, momentos de calma, oasis… Hay de todo. A veces parece que atribuimos un valor a la enfermedad que no tiene. A mí me lo dice mucha gente. Oye, lograste escribir este libro gracias a la enfermedad. No, gracias, A pesar de de la enfermedad, porque la enfermedad no me pudo. El mérito no es el cáncer; la heroína soy yo. No me quitó el sentido del humor ni las ganas de seguir viviendo con la misma alegría.

Pero a las mujeres con cáncer a menudo se les pide que sean héroes.
Sí, y de hecho la portada de mi libro es una anti-heroína total. Otra cosa que me resulta muy desagradable es toda la metáfora de la guerra que está ahí: la lucha, que luchas una batalla contra el cáncer, que eres un superviviente … Pues no, yo peleo batallas todos los días, por ejemplo. ejemplo contra el tráfico, contra la contaminación … O tomamos la vida como una lucha o como un viaje, y con las exigencias que se necesitan en cada momento.

Han diseñado nuevos sujetadores para mujeres mastectomizadas. ¿Es esto merchandising?
Todos son muy libres de hacer lo que crean que deben hacer para ser buenos con su cuerpo. Si no quieres ir al quirófano y prefieres sostenes con prótesis, perfecto; Si quieres operar y ponerte un pecho magnífico, perfecto también; que ambos quieren arreglarse ellos mismos, así que déjelos hacerlo; no quieren hacer nada, así que no lo hagas. En lo que me centro es en concienciar a la gente de que la estética es totalmente impuesta, que se requiere de una determinada forma en un momento histórico, que no tiene nada que ver con la sociedad de otro tiempo y que, por tanto, hay que tender a esa libertad de tener el cuerpo que queremos o podemos tener, y luego mostrámoslo como queremos.

Entre los efectos del Covid-19, se observa que las mujeres que han sido diagnosticadas con cáncer de mama continúan siendo tratadas, pero hay un frenazo alarmante en los procesos de cribado. ¿Es algo sobre lo que no escribes?
Están pasando muchas cosas con Covid que tendríamos que decir. Entre otras, que hay enfermedades más allá del coronavirus. Los infartos continúan, hay cáncer, diabetes, hipertensión, ictus… Ahora estamos enfocados en eso, pero hay muchos otros temas que quedan atrás. Sin embargo, insisto en que la detección es muy importante, pero la prevención es aún más importante. Es necesario realizar estudios para ver qué causa el cáncer y detenerlo. Existen grandes intereses de numerosas empresas, incluidas las farmacéuticas. Necesitamos centrar nuestros esfuerzos en la prevención.

Palabras cierto Y realidad Nos lleva a pensar en algo crudo, pero ¿hay esperanza después del cáncer?
Las palabras En un mundo real del título del libro están algo en desacuerdo con el del libro. Alicia en el país de las Maravillas. Nuestra Alicia no vive en el país de las maravillas, vive en un mundo real y ha encontrado una realidad. La Alice de Lewis Carroll se aburre en el mundo real y cuando entra en esa cueva de fantasías pasa todas sus aventuras, mientras que nuestra Alice es todo lo contrario, pasa por muchas aventuras y cuando entra en el túnel de la enfermedad se detiene.

Con el libro, ¿quieres dar un grito de ilusión realista?
Sobre todo, quiero lanzar otra visión, no frívola, pero minimizadora. No empecé a tocar castañuelas cuando me dieron el diagnóstico. No quiero bromear, solo quiero mostrar esa realidad desde una perspectiva dramática, porque creo que ayudará a todos. Y eso no significa que las mujeres que tienen el diagnóstico no tengan derecho a llorar, enojarse, enojarse, gritar, hundirse, lo que sea … Es un poco del efecto piscina: cuando llegan al fondo, patea ahora flotando. . Este es el mensaje que queremos transmitir.

En consonancia con esto, ¿la frivolidad de una historieta ayudará a estas mujeres a integrarse mejor en la vida social?
Más que frivolidad, es menos dramático. Hemos recibido innumerables correos electrónicos y mensajes cuando conocimos a personas en presentaciones de libros, o cuando los firmamos, de mujeres que nos agradecieron por hacerlas reír en momentos tan difíciles. Esta es la mejor recompensa que puede tener. Cuando te dicen: Leí tu libro y me acompañó en mi enfermedad. Acompaña Alicia. Me sentí identificado y me hiciste reír cuando fui destruida. Esto te enciende y te llena de satisfacción.

Tapa del libro.

PERSONAL

Nacimiento: Barcelona, ​​1955.

Profesión: Escritor y novelista

Género: Literatura lésbica.

Telenovela: Debutó su novela Entre todas las mujeres, finalista del Premio Vertical La Sonrisa. Ella es la autora del famoso Trilogía de Lola Van Guardia, traducido a varios idiomas.

Novela gráfica: Alice en un mundo real (Ed. Egales), con dibujos de la ilustradora Susanna Martín, es su primera incursión en el mundo de la novela gráfica. Alicia se adaptará al teatro en un espectáculo dirigido por Teresa Urroz con la presencia de importantes actrices catalanas.

Estilo: Se caracteriza por el sentido del humor y combina la sátira, la ironía y la parodia en un universo donde las mujeres son las protagonistas.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *