Trapagaran se complica la vida en la división Silver Honor


El equipo recientemente ascendido de Auriazul es el último en una división de Silver Honor que está teniendo dificultades para adaptarse

pag.OCO duró Balonmano Swansea la alegría de pertenecer a División de Honor de Plata. Por primera vez en su historia, el equipo de Auriazul se encuentra en la segunda categoría de balonmano estatal. Quiero decir, nunca antes el equipo de El Valle ha estado tan alto y quieto no está disfrutando plenamente de la experiencia. Los resultados no te dejarán. Y eso es, Después de siete partidos jugados, Trapagaran es el último jugador destacado de la clasificación con so ssolo un punto. Solo un empate – ante el Antequera (28-28) en la tercera jornada del campeonato – en siete partidos. El resto son derrotas. Luego a Daniel Cabado el segundo se está ahogando. Están teniendo dificultades para adaptarse a la división que les entusiasma tanto. Sin embargo, el técnico auriazul ya había advertido que al mantener “el 80% del bloqueo de la pasada temporada”, cuando Trapagaran aún luchaba en las turbulentas aguas del First Estate, se notaría el salto de categoría. Es mucho.

Sin embargo, un punto de catorce años es un mal equipaje incluso para uno recién ascendido. Especialmente considerando que La última derrota de Trapagaran, la sufrida el pasado sábado en su campo, fue ante un rival directo como el Ikasa Handball Madrid Boadilla (28-32). Y es que el equipo madrileño llegó a El Valle con la mochila vacía de victorias y con un solo empate en el cinturón. Como la gente de Bizkaia. Pero comenzó con su primera victoria de la temporada, su autoestima se ha recuperado y después de haber asestado un golpe casi fatal a los hombres de Cabado, principales oponentes en la lucha por la salvación. Y que, pese al resultado, el choque entre las dos Cenicienta fue equilibrado y uniforme. Con una parte para cada equipo, con la desgracia de que el segundo y su final cayeran de los invitados. De hecho, aunque Boadilla saltó mejor en el suelo de Bizkaia, Trapagaran pronto se recuperó y se hizo con el control del marcador. La recaudación máxima fue de solo tres goles, por lo que el conjunto madrileño no tuvo problemas para descansar al principio: con un empate (17-17).

La segunda mitad fue otra historia. Otra aventura que comenzó condicionada por la exclusión del auriazul Idoyaga. Con uno menos, a Trapagaran le costó controlar el ataque del Madrid, que aprovechó Boadilla para conseguir tres y dominar un marcador que nunca más se le ha escapado. El equipo de El Valle lo intentó desesperadamente e incluso Cabado intentó frenar el empuje visitante con dos tiempos muertos; pero los puntos terminaron volando desde Trapagaran y acabaron con los vizcaínos mas colistas que nunca. Sin embargo, los auriazules no pierden la esperanza. Saben que es complicado, pero el objetivo sigue siendo el mismo que tenía al principio del curso, cuando las ilusiones seguían intactas. El objetivo es la permanencia, sálvate como puedas. Para ello Cabado sabe que deben empezar a ganar de inmediato, sin excusas, comenzando por Torrelavega, su próximo rival (21 de noviembre, 18:50 horas). No será fácil, dado que los cántabros están cómodos en la categoría, pero Trapagaran se está quedando sin oportunidades.

El Pichichi

A pesar de la derrota de Trapagaran, Auriazul Ignacio Suárez estaba uno de los platos fuertes del partido ante Boadilla. Y es que el sábado pasado es la extrema izquierda agregó siete goles queLo ayudan a mantenerse en la cima del marcador de la División de Honor de Plata. De hecho, a pesar de ser el último jugador de la categoría, Suárez es el Máximo goleador de los dos grupos del segundo grupo con un total de 52 goles en los siete grupos disputados –Esto con una media de 7,43 goles por partido–. De esta forma el auriazul se ha convertido en pieza fundamental en los planes de Cabado, que ve a su extremo capitalizando toda la potencia ofensiva de su equipo, sobre todo tras los 12 goles marcados ante el Antequera y los diez que hizo los suyos ante Ciudad Real y Zamora.

Tras siete jornadas disputadas, el vizcaíno es el último destacado de la categoría habiendo sumado solo un punto

A pesar de los malos resultados colectivos, el extremo del Auriazul Ignacio Suárez es el máximo goleador de la división Silver Honor

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *