Miles de personas fueron evacuadas a Centroamérica antes de la llegada de Iota





El “catastrófico” huracán Iota, categoría 4, ha tocado el suelo este lunes cerca de Haulover, en la costa caribe de Nicaragua, con vientos máximos sostenidos de hasta 250 km / h, informó el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU.

Ha habido miles de personas evacuados a Nicaragua y Honduras a su llegada, que aterroriza a una Centroamérica que aún no se ha recuperado de la devastación provocada por el huracán Eta hace dos semanas.

Los meteorólogos han advertido de sus vientos devastadores, “lluvias torrenciales” y una subida de la marea de entre cuatro y seis metros. Sin embargo, unAntes de aterrizar, su intensidad disminuyó de la categoría 5, la más alta posible, a la categoría 4, y se espera que “se debilite rápidamente a medida que avanza tierra adentro”.

El huracán ahora se mueve hacia el oeste a 15 kilómetros por hora con vientos máximos sostenidos de hasta 250 kilómetros por hora.

Iota debería seguir un trayectoria similar a la de Eta, un huracán de categoría 4 que aterrizó en Nicaragua el 3 de noviembre, llegó al día siguiente como depresión tropical a Honduras y provocó lluvias en el istmo que dejaron al menos 144 muertos, 120 desaparecidos y destruidos, y suelos anegados. y más. sujeto a deslizamientos de tierra.

Evacuaciones masivas en Nicaragua y Honduras

Iota es el huracán más poderoso registrado en la historia de NicaraguaMarcio Baca, director de meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), dijo en una comparecencia ante la prensa.

Más de 70.000 habitantes de la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN) de Nicaragua 1.299 refugios fueron evacuados ante el inminente impacto de Iota, según medios gubernamentales. En Bilwi, la principal ciudad de la RACN, ha habido cortes de luz, inundaciones en las calles, techos de casas unifamiliares y árboles caídos.

Miles de personas en Nicaragua permanecen dañados por Eta, cuyos daños materiales no han sido contabilizados en su totalidad y su impacto en vidas humanas ha sido de al menos dos muertes, aunque no han sido reconocidas por las autoridades.

En la vecina Honduras, segundo punto en suelo centroamericano de la esperada trayectoria de Iota, Las lluvias vinculadas al fenómeno comenzaron el domingo y en la madrugada de este lunes, las fuerzas de socorro habían evacuado a más de 50.000 personas en todo el país, aunque “muchas lo hicieron de forma voluntaria”, dijo la Comisión Permanente de Emergencia (Copeco).

Huracán Eta deja tres millones de afectados en Centroamérica

Iota debería entrar a Honduras, posiblemente se convirtió en una tormenta tropical, este martes, por el departamento de El Paraíso, colindante con Nicaragua, ejerciendo su mayor influencia en las regiones oriente, sur, centro y occidente, hasta llegar al Pacífico, por El Salvador.

Las autoridades hondureñas se han expresado, manteniendo la alerta roja o máxima en el país su miedo a las inundaciones y deslizamientos de tierra debido a la saturación de los suelos tras el paso de la ETA, que dejó al menos 74 muertos, una decena de desaparecidos, 2,9 millones de personas afectadas, más de 84.000 evacuados y graves daños en las infraestructuras y la producción agrícola y ganadera.

Impacto en Colombia

El paso de Iota provocó severos daños al 98% de la infraestructura de la isla de Providencia, según el presidente de Colombia Iván Duque.

“Hay un impacto máximo en la infraestructura; estamos hablando de un deterioro de alrededor del 98% de la infraestructura de la isla de Providencia. La parte que (el alcalde) nos da en parte es que Hasta ahora solo se ha registrado una pérdida de vidas“, Dijo Duque en un comunicado.

La isla de 17 kilómetros cuadrados tiene unos 5.000 habitantes y forma parte del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ubicada a unos 700 kilómetros de la costa continental de Colombia. El ojo del huracán golpeó de lleno en la madrugada del lunes en Providencia, que estuvo incomunicada durante más de 14 horas.

Mas grande, mas fuerte

Iota supera a Eta tanto en el rango de sus bandas de nubes como en su poder, lo que lo hace mas grande y mas fuerte. Mientras que las lluvias provocadas por Eta afectaron principalmente a Nicaragua, Honduras y Guatemala, con menor impacto en Panamá, Costa Rica y El Salvador, la Iota golpeó las islas de Colombia en el Caribe, y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) prevé consecuencias en todos los países de la región.

Más lejos, el tiempo entre el paso de ambos huracanes ha aumentado el riesgo de desastres, ya que literalmente “llueve en mojado”. Los suelos están saturados de agua. Las autoridades han advertido de posibles inundaciones, desbordes de ríos y deslizamientos de tierra.






Fotografía satelital proporcionada por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) que muestra el huracán Iota EFE / NOAA-NHC

Iota ha encontrado 300.000 víctimas en Nicaragua que no existían antes de Eta, muchas de las cuales no han terminado de reconstruir sus casas y temen que el dinero invertido en reparaciones no valga nada.

Por otro lado, se repiten las denuncias de los desplazados: hacinamiento en los centros de recepción, falta de condiciones para evitar la propagación del COVID-19, falta de agua potable y alimentos no asegurados para todos. Incluso aquellos que optan por quedarse en casa no están en las mejores condiciones la mayoría de las casas están construidas en madera, en granjas y es posible que no resista el segundo impacto de un ciclón en menos de dos semanas.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *