La “dura” campaña del Madrid contra el Covid-19: “El otro día infecté a mi abuela y hoy la enterramos”



Los anuncios “son difíciles, pero necesarios”. Así presentó Isabel Díaz Ayuso la nueva campaña publicitaria para seguir luchando contra el Covid-19. El objetivo de la iniciativa, “la más poderosa de los años”, es quitar la conciencia del espectador y transmitir la importancia de respetar las medidas sanitarias para evitar el contagio. A través de unos impactantes videos -que serán difundidos en todas las televisiones, en las redes sociales frecuentadas por jóvenes y en sitios musicales como Spotify- se transmite la realidad del peligro que representan los contagios en el entorno circundante. El mensaje llegará también a la prensa escrita, la radio y las calles, en torno a las grandes estaciones de metro frecuentadas por jóvenes, como Ciudad Universitaria y Moncloa. Jóvenes “atrapados” en cuidados intensivos luego de que sus amigos se saltaran la cuarentena y abuelos muriendo luego de una reunión familiar desatendida son algunos de los escenarios que plantea la campaña. “Todo el esfuerzo que hemos hecho en la Comunidad de Madrid ha dado sus frutos, pero tenemos que ir mucho más allá. De nada sirve que la ciudadanía no nos ayude y todos en el ámbito privado echen una mano, en esos rincones donde las administraciones no pueden estar ”, pregunta Díaz Ayuso.

Durante la presentación de la campaña, el mandatario insistió en la necesidad de seguir manteniendo la disciplina de acuerdo con restricciones de horarios y capacidad (reuniones de hasta seis personas), ventilación adecuada, uso de máscara y mantener la distancia social. “Si no lo hacemos, perderemos nuestra libertad en Madrid”, recordó. La campaña publicitaria, que costó más de 3 millones de euros, es “necesaria” a pesar de que la región ha mejorado los datos en las últimas semanas, con un 66 por ciento menos de infecciones que el pico de septiembre. Según ha explicado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, Madrid ha tenido siete semanas consecutivas de disminución de casos. “De los 813 casos de incidencia promedio registrados en el apogeo de la pandemia a mediados de septiembre, esta se ha elevado a los 328 actuales”, dijo. Pero, como Díaz Ayuso, también advirtió: “No podemos confiar en nosotros mismos porque el virus no ha desaparecido”. La última campaña publicitaria lo atestigua. .



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *