España multiplica las muertes por 7 y las correspondientes infecciones por 4



A falta de datos oficiales de las últimas 48 horas del Ministerio de Salud, el único de Europa que no informa fines de semana, los que ofrecen las distintas Comunidades Autónomas, el regional acumulado en las dos últimas semanas y la historia nacional desde marzo nos permiten llegar a unas sombrías conclusiones.

Dos muy claros que certifican el mala gestión del gobierno desde febrero del año pasado, cuando ya tenían graves alarmas internacionales que fueron ignoradas hasta mediados de marzo.

Por tanto, España multiplicar por siete el número de muertos que, según su población, “corresponde” para que el impacto del coronavirus sea homologado al del resto de países. Un abrumador desproporción que se mantiene incluso con el número de infecciones, hasta cuatro vecess por encima de la cuota correspondiente.

La conclusión se extrae de las estadísticas oficiales de Ministerio de Salud, que sin embargo omite cualquier evaluación al respecto e ignora comparaciones precisas con el entorno de España que mostrarían cómo la pandemia siempre ha tenido peores efectos en el país, sin duda atribuibles a la retrasar en la adopción de medidas previas al estado de alarma de marzo: antes se permitieron cientos de eventos lleno de gente y, como muestra un botón, los vuelos con Italia estaban permitidos hasta el día 10 de ese mes.

En caso de mortalidad, España acumula al menos 64.000 muertos, a pesar de que Salud resta cerca de 30.000 de su recuento oficial, que es exactamente el 4,9% de la cifra mundial, que ya es de 1,3 millones de víctimas.

Las cifras españolas son muy superiores a las que “tocan” por su tamaño y derivan de errores de marzo

Y en contagio, con un total de 52.177.708 infectados en el mundo; los 1,458,591 enviados a nuestro país representan el 2,69% del recuento total. El desajuste se observa al comparar ambos datos negativos con lo que asume la población española en el mundo: a 0,6%, con sus 47 millones de habitantes en el mundo, 7.700 millones de personas.

Con ese 0,6% solo, España casi sufre 5% de los muertos y alrededor del 3% de los infectados, dos escalas muy por encima de la proporción que debería haber sido si el impacto del COVID no hubiera tenido “aceleradores” locales que los expertos médicos y científicos quieren determinar con una comisión y una auditoría independiente de lo que el gobierno , hasta ahora, se negó.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *