Más de la mitad de los españoles perdieron ingresos por la pandemia | Sociedad



La crisis del coronavirus, inicialmente en el sector salud, ha llevado a lo largo de los meses a una crisis económica de la que el país aún tardará mucho en recuperarse. Covid-19 ha tenido un fuerte impacto en el empleo: la interrupción o desaceleración de los negocios ha provocado cierres y despidos de empresas. Según la encuesta de 40dB realizada para EL PAÍS, el 14,8% de la población perdió temporalmente su empleo, mientras que el 11,5% lo perdió definitivamente. Pero las consecuencias de las restricciones van mucho más allá: más de la mitad de los ciudadanos (50,5%) dicen haber perdido ingresos debido a la pandemia. La disminución del poder adquisitivo es particularmente evidente en los más jóvenes: el 68,1% de los de 18 a 24 y el 66% de los de 25 a 34 afirman que ellos o algún familiar se han reducido sus ingresos, de forma temporal o permanente.

MÁS INFORMACIÓN

Como resultado de la menor entrada de dinero a las familias, casi 6 de cada 10 encuestados (57%) afirman haber reducido su gasto en ocio y tiempo libre. Esta es la sección donde la mayoría de la gente ha recortado su presupuesto. El siguiente, citado por uno de cada cuatro entrevistados (25,5%), es el de las necesidades básicas. El 15,4% de las personas dejaron de encender la calefacción o el aire acondicionado cuando lo necesitaban – en el caso de los jóvenes de 18 a 24 años este porcentaje sube al 26% – mientras que el 8,8% recorta en salud : afirman haber dejado de comprar algún medicamento, haber abandonado algún tratamiento médico o haber aplazado o cancelado las visitas al dentista u oftalmólogo, especialidades que no están cubiertas por la sanidad pública en España. Los mayores de 65 años son los que mejor están manejando la crisis económica, a juzgar por sus respuestas. Más de la mitad (51,8%) seleccionó la categoría “ninguno de los anteriores” cuando se les pidió que identificaran dónde habían cortado. En la población general, el porcentaje es del 33,6%, lo que, según el análisis de 40dB, “indica que las personas mayores, a pesar de ser el sector más vulnerable en materia de salud por la pandemia, son los menos afectados por las consecuencias económicas”. .

Pesimista sobre el impacto en la economía

El impacto en la economía española será negativo y durará casi 8 de cada 10 encuestados (79,7%). Los más optimistas, que califican este efecto como negativo pero temporal, son solo el 15,7%. La percepción de cómo la pandemia afecta la economía del país es mucho más oscura que cuando la pregunta se dirige a la economía familiar del entrevistado. El 33,6% de ellos clasifica el impacto como negativo y duradero para su hogar, mientras que el 27,9% dice que es o será negativo pero temporal.

En este sentido, la percepción de la situación económica de la propia familia ha evolucionado hacia el optimismo, mientras que las previsiones para la economía española son cada vez más pesimistas. En abril, los que anticiparon un impacto negativo y duradero fueron el 69,9%. Por otro lado, el porcentaje de quienes dicen que es poco probable que el virus tenga un impacto en el hogar pasa del 16% en marzo al 21,1% en abril y al 29,2% en noviembre.

Auge del teletrabajo

La encuesta también muestra cómo la pandemia ha afectado el lugar de trabajo. El teletrabajo ha ganado posiciones, hasta el punto que uno de cada tres trabajadores (33,7%) afirma haber pasado del trabajo personal al remoto, parcial o diario. Además, el 6,2% dice que ya trabajaba a distancia antes de la pandemia, por lo que casi el 40% de las personas empleadas trabaja de forma remota.

En este apartado se muestran las diferencias entre las personas que viven en zonas rurales (el estudio las considera así cuando se trata de municipios con menos de 10.000 habitantes) y las que lo hacen en zonas urbanas. El 46,6% de los encuestados manifiesta que su trabajo no es compatible con el teletrabajo, pero segmentando por el tamaño de su municipio, se observa que en las zonas rurales este porcentaje asciende al 60,2%, mientras que en las urbanas es del 43. 1%. La Comunidad de Madrid destaca como la región más favorable al teletrabajo, según la encuesta, ya que el 47,8% de sus residentes afirma haber pasado del trabajo presencial al remoto.

Suspenso en el gobierno

La mayoría de los españoles cree que el manejo del gobierno central de la crisis del coronavirus ha sido malo o muy malo. El 53,3% de ellos lo cree así, según la encuesta, que también indica que el 21,7% juzga su desempeño como bueno o muy bueno y el 22,6% regular. Cuando se les pregunta por sus ejecutivos autónomos, la percepción es mucho mejor y las opiniones se dividen prácticamente en tres bloques iguales: 34,7% muy bien o bien; 31,5% regular y 31,1% malo o muy malo.

Si analizamos en base a quién dio su voto en las últimas elecciones, la opinión sobre el desempeño del gobierno durante la crisis varía enormemente: mientras que cerca de la mitad de los votantes del PSOE y Unidos podemos calificar el voto como bueno o muy bueno. los directivos (47,9% y 50,2% respectivamente), los de Ciudadanos, PP y Vox tienen una opinión muy negativa. La mayor diferencia está en los seguidores de Vox. Mientras que 8 de cada 10 votantes del PP (81,7%) califican la gestión como mala o muy mala, el porcentaje sube en el caso de Vox al 90,4%. Solo uno de cada 100 votantes de Vox cree que el gobierno ha manejado la epidemia “muy bien”.

La encuesta también cuestiona el desempeño de los partidos políticos durante la crisis. En el caso del PP, la valoración es negativa o muy mala en el 62% de los casos, con muchas diferencias en función de a quién votaran los entrevistados. Cuando se les pregunta a los votantes del PP, ese porcentaje desciende al 29,6%. Por otro lado, el 87,9% de los simpatizantes de United We puede valorar negativamente la actitud del principal partido de oposición.

Aparecen grandes diferencias en la valoración de los gobiernos autónomos. La gestión de la Comunidad de Madrid es la que suscita más opiniones negativas. El 47,7% de los vecinos encuestados calificó de mala o muy mala la gestión de Isabel Díaz Ayuso. En cambio, en la Comunidad Valenciana sale mucho mejor el gobierno de Ximo Puig: el 42% de los vecinos de este territorio respondió que el desempeño fue bueno o muy bueno.

Opinión negativa sobre la división de competencias

A diferencia del primer estado de alarma, cuando el Gobierno central asumió la competencia en la gestión de crisis, en esta segunda oleada las comunidades autónomas son las principales responsables de decidir qué restricciones aplicar para intentar reducir las infecciones, evitar la proliferación de casos en los hogares. y prevenir el desbordamiento del sistema de salud. Cuando se les preguntó qué opinión tenían sobre esta división de competencias, la mayoría (60,5%) respondió que “dificulta la lucha contra la pandemia”. Las otras opciones son que lo facilite (21,8%) o que no lo afecte de ninguna forma (8,4%). Los votantes de Vox son los más críticos con esta gestión compartida: el 76,8% dice que complica la acción contra el virus.

Analizando las diferencias por comunidades de residencia, se observa que los madrileños son los que, en mayor medida, creen que la división de competencias dificulta el control de la epidemia. Son el 75,8% de los entrevistados en este ámbito. Los residentes en Cataluña son los que en menor porcentaje consideran negativa la doble competencia, pero siguen siendo la mayoría (56,3%) frente al 20,8% que asegura que la situación facilita la actuación.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

– Así evoluciona la curva de coronavirus en todo el mundo

– Descarga la aplicación de seguimiento para España

– Guía de actuación contra la enfermedad



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *