Celaá pide a Ciudadanos “una lectura tranquila” de la enmienda sobre el castellano y le acusa de un “regreso al pasado”



MADRID, 11 de noviembre (EUROPA PRESS) –

La ministra de Educación, Isabel Celaá, acusó al PP y Ciudadanos de intentar “volver al pasado” con su oposición al proyecto de Ley Orgánica Reformadora de la LOE (Lomloe) impulsado por el gobierno de Pedro Sánchez.

Celaá criticó, por un lado, al PP por la recogida de firmas lanzada contra la reforma educativa y a Ciudadanos por haber condicionado su apoyo presupuestario a la retirada de la enmienda transaccional que elimina el español como lengua vehicular en la educación y dejará de aparecer como el idioma oficial del estado en la reforma educativa.

“Esta enmienda transaccional es absolutamente respetuosa con la Constitución, con los estatutos de autonomía y, sobre todo, es una enmienda que consigue colocar el centro de gravedad en el desarrollo de las competencias de los estudiantes en las habilidades lingüísticas”, dijo Celaá en una entrevista con Radio Cataluña. recogido por Europa Press en el que recomendaba la formación de Inés Arrimadas para hacer “una lectura serena de lo que dice la enmienda transaccional”.

En su opinión, la decisión de la formación naranja de condicionar su apoyo a los presupuestos generales del estado es “una vuelta al pasado”. “Mientras unos miran al futuro, otros miran a debates existencialistas”, dijo el ministro de Educación, quien recordó a la ciudadanía que “el anteproyecto de presupuesto es magnífico, son presupuestos para la transformación que apoyará el estado del bienestar, modernizará el sistema”. productivo y merece el apoyo de todas las fuerzas políticas “.

Celaá está convencida de que los miedos a la inmersión lingüística son “por razones políticas y no educativas, o pedagógicas” y calificó de “curioso” que quienes “llaman a la inmersión lingüística algo inapropiado, no se opongan cuando se realiza. Un niño”. en una escuela francesa, alemana o extranjera “.

“Tenemos que asegurarnos de que se compense la inmersión, que en aquellas zonas donde hay un idioma predominante, se asegure que se pueda compensar el otro idioma que está totalmente controlado y viceversa”, dijo el ministro de Educación. .

En cuanto a la posibilidad de que se pueda modificar la enmienda sobre el castellano para obtener el apoyo de la ciudadanía para los presupuestos generales del estado, Celaá reclamó la autonomía de la educación. “El presupuesto en sí merece enmiendas parciales pero la educación merece respeto, es autónoma, es decir, el entorno en el que tenemos que trabajar y no tiene mucho que ver con lo que significa el debate presupuestario”, dijo. .

Celaá, por su parte, lamentó el “regreso al pasado” del PP con la recogida de firmas contra Lomloe. Estamos impulsando un proyecto de ley progresista que apunta a la modernización del sistema educativo y frente a nosotros encontramos un regreso a la rueda hanster que nos lleva a tiempos de no muy buena memoria, que es la recolección de firmas, usar la educación para la diatriba política “.

En su opinión, “el proyecto de ley tiene elementos suficientes para poder incorporar diferentes opiniones y diseños, si no es un pacto educativo, si obviamente una suma de acuerdos”. Asimismo, manifestó su deseo de “mantener las puertas abiertas también a la docencia concertada”.

Precisamente sobre la educación concertada, el ministro precisó que la reforma “no impulsa un debate sobre la demarcación entre público y concertado, porque nada es el objetivo de la ley, sino promover un debate sobre la calidad de la educación y la excelencia por la que todos alcanzar el máximo de su talento y con equidad “.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *