El fiscal general de EE.UU. autoriza a los fiscales a investigar fraude electoral


El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, absuelto este lunes todos los abogados federales del Departamento de Justicia para investigar las acusaciones de irregularidades que se habría cometido durante el pasado presidencial, a pesar de la poca evidencia de fraude.

Barr explicó a través de una carta que tales investigaciones pueden llevarse a cabo siempre que existan “alegaciones claras y aparentemente creíbles” de esas supuestas irregularidades que, “de ser ciertas, podrían afectar potencialmente el resultado” en un estado específico, según el diario “USA”. Hoy “.

Si bien Barr no indicó irregularidades en el texto que envió a los fiscales, les pidió que, en caso de que se llevase a cabo alguna investigación sobre el asunto, se debe realizar “con la precaución adecuada “y manteniendo” el compromiso absoluto de neutralidad “ del Departamento de Justicia.

los primera consecuencia de estas palabras fue Dimisión del Fiscal Jefe de Crímenes Electorales del Departamento de Justicia, Richard Pilger, quien advirtió que Barr, con su carta, derogaría “políticas de no injerencia” quien durante 40 años gobernó “investigaciones de fraude electoral”.

Pilger ha enviado a sus compañeros departamentales su renuncia como titular de la sección que se ocupa de investigar posibles delitos electorales a través de un correo electrónico, en el que no se especifica, informa a la cadena CNN, si seguirá desempeñando un papel diferente.

Barr fue otra figura del medio republicano que no escatimó durante el período electoral en los atentados contra el voto postal, el principal argumento utilizado por el todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y algunos de sus más acérrimos aliados, para denunciar el fraude electoral.

Una teoría que no es compartida ni siquiera por gran parte del Partido Republicano, más allá de unas pocas incondicionales, ya que no hay argumentos concretos de que se haya producido este “gran fraude masivo” que Trump ha salido a denunciar tras la publicación de los primeros resultados.

Entre los que apoyan los intentos de Trump de revertir esta situación se encuentran dos de sus hijos, Eric y Donald Trump Jr., así como el principal representante republicano en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, de quien sigue siendo inquilino en la Casa Blanca. “Tiene todo el derecho a investigar las acusaciones de irregularidades y evaluar sus opciones legales”.

En general, los fiscales solo pueden actuar una vez que estén disponibles los resultados finales, situación que aún podría demorar varios días, o incluso semanas, ya que los estados tienen hasta el 8 de diciembre para hacerlos públicos.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *