El Congreso de Perú aprueba la destitución del presidente Martín Vizcarra, acusado de corrupción



MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El Congreso de Perú aprobó este lunes con 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, una moción de censura contra el presidente del país, Martín Vizcarra, “por incapacidad moral permanente”, debido a los últimos episodios de un complot de corrupción para que habría recibido 2,3 millones de soles (unos 543.000 euros) a cambio de contratos de obra pública cuando fue gobernador de Moquegua entre 2011 y 2014.

Es la segunda moción de censura que ha enfrentado Vizcarra en los últimos dos meses, luego de que la anterior, interpuesta por un presunto delito de tráfico de influencias en el llamado caso ‘Richard Swing’, fuera rechazada por el Congreso.

En esta ocasión, la destitución de Vizcarra fue aprobada por la mayoría de las fuerzas políticas presentes en la cámara, como Acción Popular (AP), Alianza para el Progreso (APP), Frente Popular Agropecuario del Perú (FREPAP), Fuerza Popular (FP), Unión por el Perú (UPP), Podemos Perú (PP) y Frente Amplio (FP), mientras que Partido Morado (PM) y la mayoría de Somos Perú (SP) se opusieron.

El presidente del Congreso, Manuel Merino, asumirá la Presidencia interina, como exige la Constitución del país, que debe convocar elecciones “inmediatas”, aunque Vizcarra ya ha anunciado elecciones generales para el 11 de abril de 2021.

En las últimas horas, la prensa peruana ha difundido nueva información sobre las acusaciones ilegales que presuntamente recibió Vizcarra de la constructora Obrainsa cuando era gobernador de Moquegua, lo que habría favorecido el resultado de esta última moción de censura en su contra, que en las últimas semanas no ha parecía tener el apoyo necesario.

Algunas acusaciones, defendió a Vizcarra, “sesgadas” y “tendenciosas” con el “principal objetivo de lesionar la confianza” que el país tenía en él “menos de 24 horas” antes de que el Congreso tomara esta decisión. Durante el fin de semana, los medios peruanos publicaron una serie de mensajes que el presidente dimitido había intercambiado desde 2013 con el exministro de Agricultura, José Hernández (2016-2018), y en los que se debatieron diversos temas, entre ellos , la moción de censura contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y el cobro de sobornos.

Hasta tres posibles colaboradores del equipo especial Lava Jato, entre ellos un ex alto funcionario de Obrainsa – vinculado a la brasileña Odebrecht – aseguran que Vizcarra habría recibido alrededor de 543.000 euros en sobornos a cambio de un proyecto de riego en 2013, y una serie de contratos públicos para la construcción de un hospital.

Estas acusaciones forman parte de la investigación del caso del denominado “Club de la Construcción”, un consorcio de empresas que desde 2001 soborna a funcionarios públicos para obtener contratos en todo el país.

Durante su intervención, Vizcarra criticó que la moción de censura se utilice “como arma política” cada vez que se presenta una denuncia en su contra y defendió, además de su inocencia, que el gobierno de Perú “no puede ser bajo amenaza permanente. “.

“Perú, para garantizar su futuro, requiere estabilidad, orden y unidad. Pero sobre todo, requiere que sus fuerzas políticas actúen con sabiduría, prudencia y sentido de responsabilidad”, dijo Vizcarra al Congreso momentos antes de la votación.

“Ya lo dije públicamente y lo repito, rechazo enérgica y categóricamente estas acusaciones. Nada de lo dicho por estas personas constituye prueba de lo que pretenden imputarme. Además, a la fecha, (…) nada se puede verificar y se ha confirmó “, dijo, según el diario peruano” El Comercio “.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *