Sánchez necesita un nuevo decreto y volver a pasar por el Congreso


Madrid

Actualizado:

Salvar

El avance de la pandemia y la difícil situación por la que atraviesa España ya ha llevado a varias comunidades autónomas a pedir gobierno déjame ordenar confinamiento doméstico en sus respectivos territorios. Sin embargo, a diferencia del mes de marzo, el actual decreto de alarma Validado por Congreso El 29 de octubre no contempla una medida tan restrictiva de los derechos fundamentales como la que desde el punto de vista jurídico suscita importantes dudas.

¿Es posible decretar el confinamiento domiciliario en estado de alarma?

Si bien el decreto de amonestación del 14 de marzo fue el segundo en democracia, fue la primera vez que se contempló esta disposición en la que el Corte Constitucional aún no se ha pronunciado en respuesta a los recursos de inconstitucionalidad presentados. Si, tiene sobre el estado de alarma debido a la crisis de los controladores aéreos, pero era una situación totalmente diferente a esta pandemia y ese confinamiento doméstico nunca se ha abordado. El estado de alarma permite la adopción de medidas de forma paulatina y también la posibilidad de limitar derechos, pero en ningún caso su supresión, ya que ello implicaría una estado de emergencia oculto, una pregunta que está sobre la mesa del TC.

¿Hay espacio para el encierro doméstico con este decreto de alarma?

El decreto de alarma validado por el Congreso no prevé tal restricción, sino que se refiere a la libertad de circulación en una determinada franja horaria (toque de queda), el derecho de reunión cuando se cumplen determinadas condiciones (poniendo en peligro la salud de otros) y los derechos de culto. La normativa que se delega en presidentes regionales no puede apartarse de este marco ya establecido, que es el aprobado por la Cámara. Cualquier intento de utilizar este decreto para fines distintos a los contemplados en él sería un “fraude” e inconstitucional, lo que coinciden los constitucionalistas consultados por este diario.

¿Qué debería hacer el gobierno entonces?

Si se considera necesario un nuevo confinamiento, el gabinetehabría tenido que emitir un nuevo decreto y presentarlo nuevamente para la aprobación del Congreso. Esto es lo que sucedió durante el estado de alarma anterior, donde el decreto del 14 de marzo fue superado por otro que lo reformó tres días después. Los demás cambios que implicaba ese texto inicial fueron todos recogidos en diferentes textos y sometidos uno a uno al escrutinio y aprobación parlamentaria. Lo que el gobierno no puede esperar, señalan los expertos, es que cualquier encarcelamiento esté protegido por extensión de seis meses que él Congreso de los diputados proporcionó un texto cuyas medidas nada tienen que ver con lo que aquí se propondría. “Es como si un fontanero llegara a ver una tubería y acabara reparando la estructura de la casa”, explica uno de los abogados de forma muy gráfica. Tampoco pueden coexistir simultáneamente dos estados de alarma: toque de queda y prisión. El primero deberá negarse y el segundo deberá ser sometido al Congreso para su autorización transcurridos quince días y, en su caso, prórrogas posteriores.

¿Pueden los presidentes regionales decretar sus propias fronteras?

Los expertos concluyen que no, que se trata de una restricción de derechos tan enorme que solo estaría justificada en el contexto de un estado de alarma y un solo comando, no diecisiete. Si el propio encierro ha generado dudas en el contexto de un estado de alarma por vulneración de derechos fundamentales, cuánto más delegar esta limitación a un presidente autónomo. Además, el artículo 7 de la Ley de Estado de Alarma prevé la delegación únicamente cuando la situación se refiera al ámbito de una sola comunidad autónoma, que en este caso ha superado con creces y se ha convertido en un problema nacional.

Míralos
Comentarios

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *