Lección de toreo de Emilio de Justo con un toro de La Quinta en Estepona


Estepona

Actualizado:

Salvar

Toros de La Quinta en Estepona durante la gira de reconstrucción. Desde Sanlúcar de Barrameda hasta la plaza de toros de Málaga por restricciones del Covid.

El primer santacoloma era hermoso en manto y artesanía, con un ataque muy noble. Morenito de Aranda, de Rioja y Azabache, inauguró el trofeo después de que la verónica brillara muy torera y arrancara el negocio con mucho gusto. El toro, aunque quería ignorarse a sí mismo en un momento determinado y no dejar de humillarse, siempre obedecía y dejaba que Morenito se agradara. Tras un pinchazo y una estocada, tuvo que recurrir a la médula, que no fue obstáculo para cortarse una oreja.

Emilio de Justo, en negro y dorado, ganó terreno en saludos por segundo con la bella verónica. Buen ponche. Los doblones contuvieron la corrida de principio a fin en la inauguración de una obra donde el extremeño mostró un buen tamaño. El empuje y la oreja fueron excepcionales.

La seria presencia del tercer encastado desató las palmas del público. Metió la cara en la capa. Quitando lentamente el Morena. Los banderilleros no tuvieron una vida fácil y todo lo que sucedió en la plaza se transmitió y tuvo mayor importancia. Le gustó el de Aranda y le cortó dos orejas.

El cuarto y último de la tarde perdió las manos y golpeó una pelota de voleibol. Emilio de Justo brindó por las camillas e inicialmente levantó la tarea hacia la izquierda, pero el toro protestó o se derrumbó. Un par de naturales y un pase de pecho brillaron. Con mucho coraje, logró sujetarlo y romper el toro. Fantástico el de Cáceres, que exprimió cada ataque de La Quinta. Algunos incluso pidieron perdón a la mascota, lo cual no fue relevante. La lección taurina la dio De Justo, que consiguió sacar el freno y sacar su mejor trasero. Había conseguido la gran victoria, pero pinchó y pinchó antes del golpe. Entró al ring en medio de vítores.

Míralos
Comentarios

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *