Risotto de alcachofas: muy sano y más fácil de lo que parece


Ni demasiado seco ni demasiado cremoso. Preparar un buen risotto es más fácil de lo que parece si tiene en cuenta algunas reglas simples:

  • Primero, debe ser muy preciso en los pasos y tiempos de cocción que están marcados.
  • En segundo lugar, debe utilizar la variedad de arroz arborio o carnaroli. Si usa otro tipo de arroz, no espere los mismos resultados, ya que no quedará cremoso.
  • En tercer lugar, la salsa debe hacerse con calma y a fuego medio. Aquí comienza a nacer el secreto de su sabor.
  • En cuarto lugar, el caldo debe ser casero, debe estar muy caliente y se debe incorporar poco a poco.
  • En quinto lugar, un buen risotto debe removerse constantemente para que el grano libere todo su almidón y absorba los sabores. Si sabes mezclar, puedes hacer risotto.
  • Y finalmente, la mantequilla y el queso se incorporan al final después de apagar el fuego. A este ritmo, el risotto se conoce como “mantequilla”.

Dificultad: media

Tiempo de preparación: 40 minutos.

Ingredientes para 4 personas

350 gramos de arroz arborio

300 gramos de champiñones surtidos (shitake, porcini y portobello)

1 cebolla pequeña

3 dientes de ajo

1 hoja de laurel

1 ½ caldo de verduras o aves

½ vaso de vino blanco

1 caja de corazones de alcachofa

2 cucharadas de mantequilla

½ taza de queso parmesano recién rallado

necesita

pimienta

perejil

aceite de oliva

Procesando:

1.- En una sartén con 4 cucharadas de aceite, ablandar la cebolla, el ajo finamente picado y la hoja de laurel durante 3 o 4 minutos.

2.- Cortar cinco corazones de alcachofa en cuatro partes y las setas en rodajas, reservando 2 o 3 para el final. Agrega todo a la sartén y sofríe durante 5-6 minutos o hasta que notes que empiezan a estar tiernos.

3.- Dar la vuelta al arroz y tostarlo durante 3 minutos. Este paso es fundamental para obtener un buen risotto.

4.- Agrega el vino, dejando que el alcohol se evapore durante unos minutos.

5.- Vierta un bol de caldo sin olvidar que debe estar muy caliente y revuelva constantemente. Cuando se acabe el líquido, agregue otro tazón de caldo y así sucesivamente hasta que esté listo. Este paso debería tomar aproximadamente de 15 a 17 minutos. Probar el grano y si aún está duro, calentar más caldo y añadirlo de la misma forma.

Al final del proceso, sazone con sal y pimienta.

6.- El último paso es untar el risotto con mantequilla;

Retira la sartén del fuego y agrega la mantequilla junto con el parmesano. Mezclar muy suavemente hasta obtener una consistencia cremosa y dejar reposar un par de minutos.

7.- Mientras reposa el risotto, sofreír el resto de corazones de alcachofa enteros en una sartén con abundante aceite de oliva hasta que estén dorados y crujientes.

En otra sartén, calienta una cucharada de mantequilla y una cucharada de aceite. Corta los champiñones que reservaste al principio y cocínalos durante 3-4 minutos.

Presenta tu risotto aderezado con alcachofas fritas, champiñones, perejil fresco y un poco más del aromático parmesano.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *