Asfixia a un bebé de 8 meses para seguir viendo la tele en paz


Corresponsal en Berlín

Actualizado:

Salvar

Dominik S., 23 años, había sido puesta al cuidado del hijo de su pareja, Herida, a los 8 meses, empezó a salir un diente. Estaba viendo una película y el llanto insistente del bebé no le permitió escuchar el diálogo. Finalmente, ahogó al niño con la manta del sofá. Esto es lo que el fiscal cree que ha demostrado en el juicio que comenzó ayer, en el tribunal del distrito de Würzburg, Alemania, aportando pruebas como los restos de la manta de lana en las comisuras de la boca del bebé y la autopsia. El acusado defiende otra versión de los hechos, apoyada por la madre del niño, quien afirmó que cuando regresó a casa, la niña aún estaba viva. Tiempo después, continuando con su testimonio, Dominik se acercó a la cuna, porque estaba llorando, lo envolvió, envolviéndolo hasta el cuello y “quizás demasiado apretado”. La pareja insiste en que fue un accidente y Alemania está siguiendo este juicio que se verá hoy para sentencia.

Si la versión del fiscal tiene más credibilidad es seguramente por los comentarios que el acusado hizo a sus amigos sobre “el puto niño no me deja ni ver la película” y sus mensajes de voz, que el juez Claus Barthel Ella lo regañó: “Llamas al niño ‘bebé negro’. Los gritos de Luca no solo te molestaban, te volvían agresivo. Escribiste: Si el pequeño grita así, tendrá moretones en el trasero, ¡tendrá que aprender a obedecer! “

El fiscal Thorsten Seebach enumeró otros incidentes violentos en el mismo apartamento en Gemünden am Main. Dominik S. una vez atacó a la madre del bebé allí, la puso contra la pared, metió al bebé en una caja y la metió en el armario. De nuevo porque no podía soportarla llorar. Presentó evidencia de que en ocasiones presionaba su pecho para hacerlo eructar más rápido y lo arrojaba a la cuna desde una distancia de 30 centímetros. De hecho, se ha abierto una investigación preliminar Vanessa O. por abandono y maltrato de personas bajo protección. Ayer, la madre no asistió al juicio porque afirmó tener “síntomas de coronavirus”.

“Sabemos exactamente lo que escuchó, dijo e hizo. No necesitamos todas las piezas del rompecabezas para ver un cuadro completo ”, dijo ayer el juez, destacando que la conducta agresiva es una constante en el imputado y recordándole que está expuesto a cadena perpetua. El veredicto está previsto para el 3 de diciembre. .

Míralos
Comentarios

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *