Un crimen y dos relatos: Maje y Salva se enfrentan al jurado



Quién miente y quién dice la verdad. Esta es la difícil cuestión que afrontan los nueve miembros del jurado que fueron juzgados durante nueve sesiones y 14 días antes. María Jesús MC y Salvador R. L. por el asesinato de su marido en el garaje que la pareja había alquilado en la calle Calamocha de Valencia. Y hoy es el día en que esos jurados escucharán, por boca de los dos imputados, las versiones que los han mantenido en desacuerdo desde noviembre de 2018, diez meses después de que ambos fueran encarcelados como coautores del brutal crimen.

En cuanto fueron detenidos, frente al grupo de homicidios y asistidos por los abogados de su defensor público, los mismos que continúan representándolos –el prestigioso abogado penalista Javier Boix se sumaría de inmediato a la defensa de Maje, contratado por la familia del imputado–, tanto Save como Maje pensó que los dos “estaban predispuestos a planear y ejecutar la muerte de Antonio Navarro “. Dos días después, luego de permitirles hablar con sus abogados y ante el juez, el único Salva asumió la comisión del crimen y exoneró a Maje, con quien había tenido una relación romántica y sexual durante dos años y medio. Siguió el mismo guión y situó el asesinato de su marido en el ámbito de la obsesión que, dijo, Salva sentía por ella.

Sin embargo, diez meses después, Salvador pidió hablar con el juez y decirle no solo que fue su ex amante quien lo convenció de matar a Antonio, sino también que nunca podría haber cometido ese crimen sin su cooperación. proporcionar el horario de la víctima y la llave para entrar al garajeY que nunca hubiera podido sorprenderlo en el garaje si no fuera por el hecho de que había convencido a su marido de que aparcara ese día en concreto y se lo había dicho.

Y eso es lo que escucharán los miembros del jurado hoy: un crimen y dos historias, de ella, en defensa de sí misma y de ella, incriminando a ambos. La capacidad de comunicación será fundamental y, en principio, beneficiará a quienes dicen la verdad, ya que es más fácil caer en contradicciones mintiendo.

En cualquier caso, los jurados llegan a sus declaraciones después de escuchar a decenas de testigos y peritos, y aún podrán completar su visión escuchando las conversaciones y leyendo las avispas en la sesión del día siguiente, miércoles.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *