Descanso en la Vuelta 2020





“Cuidado con los días posteriores a la pausa y cuidado con la recuperación tras una jornada dura como la de Formigal”, advirtió Joseba Beloki en el centro de Vitoria al describir los planes iniciales de la Regreso para el inicio de la séptima etapa en la capital alavesa.

El ex ciclista vasco es uno de los mejores conocedores del recorrido por el que se desarrollará la jornada, por lo que era imprescindible hablar de los cayos y de lo que está viendo en esta Vuelta. “Tenemos una Vuelta muy equilibrada donde creo que el Jumbo no controlará como hizo en el Tour. No tengo ninguna duda de que el gran protagonista del trabajo en equipo de esta Vuelta será Movistar“, indicó para concluir.

Ese trabajo en equipo del equipo telefónico ya ha comenzado a dar sus frutos, no solo en la carrera (una etapa ganada y tres corredores entre los 10 primeros), sino también entre la afición. Si durante años han sido señalados para reservar más de lo necesario, este año no han esperado un día para pelear.

De Arrate a Formigal han demostrado valentía a la hora de tirar del grupo o marcar el ritmo, el camaradería y, sobre todo, las piernas para estar con los mejores. Tal vez se perdió, como él mismo admite, que puñetazo Final para Enric Mas en los últimos metros pero el español es un piloto que mejora con el paso de las etapas.

Espero que esta segunda y tercera semana sea como el Tour. Tengo en mente que el Tour no me pasa factura, pero si nos comparamos con los demás, casi todos venimos del Tour ”, reconoció Mas en una rueda de prensa online en la que se palpaba la buena sintonía que tiene con Alejandro Valverde y Marc Soler. .

Un excompañero, Carapaz, es el rival a batir

El catalán fue el mejor del equipo de Formigal, el único capaz de subirse al volante de Richard Carapaz (Ineos), el nuevo líder de carrera. Sin embargo, no se atreve a asumir la responsabilidad que puede conllevar el cartel favorito.

“Cada día que la general abre más, intentaré no perder el tiempo, sino ganarlo. Intentaremos estar cerca de mí y de Enric en la clasificación general después de esta semana de montaña, y en la contrarreloj veremos quién será el más fuerte”, dijo.

En la Vuelta a España siempre ha sido una tradición que todo el país se inclinara a favor del corredor local que pueda evitar la victoria extranjera. Este año, con estos teléfonos de mimbre, con más razón.

“Estamos aquí para ganar la Vuelta y no para sumar una victoria más. Viviré igual con 129 que con 128”, dijo Alejandro Valverde. Un hombre sociable de lujo en el que seguro que Soler y Mas piensan cada vez que abren el Road Book y leen: Martes, Orduña; Miércoles, Moncalvillo; Sábado, Farrapona y domingo, Angliru.

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *