Real Madrid 0-1 Cádiz: Chocó los dejó fritos


Que el Cádiz te marque un gol por mediación de un hombre al que llaman Chocó es gracioso. Como si Aceituno te marcara con Jaén, Percebe con Celta o Cebolleta Requemada con Barcelona el próximo clásico. Pero eso le pasó al Madrid, que perdió (0-1) con el conjunto amarillo, recientemente se levantó y marcó la primera victoria de su historia ante el Madrid a domicilio.

Un delantero hondureño, otro vallecano, un excanterano de Alcalaíno y un explosivo extremo de Sanlúcar Debilitaste al Real Madrid en ataqueMientras que el bloqueo bajísimo, que Álvaro Cervera siempre cuestiona, bloqueó casi por completo a la ofensiva blanca, esta vez de rosa en casa porque así son los encargados y mientras hagan gestos frente a la galería, pueden hacer que el equipo juegue con Tricorn. .

A los 90 segundos Sergio Ramos salvó bajo palos en la primera aproximación desde Cádiz tras un error de hocico de Kroos. El alemán y Modric regresaron del descanso en la selección a un nivel muy pobrey sin Casemiro ni Valverde en el campo, el Madrid parecía más que un equipo, una salida para las Ursulinas: nadie se equivoca, me refiero al ritmo del paso sobre el green de Di Stéfano. Si el Real Madrid hubiera solicitado un pago a los servicios sociales por sus dificultades de movilidad, lo habría recibido de inmediato.

Cádiz tenía muy claro su plan. Dos filas de cuatro bloquean todos los caminos a Ledesma y una vez recuperan el balón (genial José Mari en ese sentido) dos opciones: o usar a Negredo y Álex Fernández para jugar directo con Choco Lozano, o cambiar detrás de Ramos y Marcelo para que Salvi (Que cohete) representará a su banda en la zona de Courtois como Pedro para su casa.

Negredo – y el ex-abogado (juvenil, ya sabes) – todo lo que ha hecho, lo ha hecho bieny el 0: 1 pasó por él, fue para Lozano, que el hondureño acribilló con huecos tras un error de Ramos. Era la quinta oportunidad clara para el Cádiz, que acababa de completar el primer cuarto de hora, y no cambiaba ni un ápice su plan. De hecho, todavía tenía un par al medio tiempo.

Pero lo preocupante era el Madridque tenía una frecuencia cardíaca más baja que un maniquí de Bershka. El uniforme rosa frente a un oponente amarillo y un árbitro celeste los hacía parecer Teletubbies. Mucho gesto, sin intensidad, sin fútbol. En la primera mitad hubo algunos jugadores muy distintivos que se parecen más a ex futbolistas que a cualquier otra cosa: la edad es implacable y los trenes no regresan cuando salen de la estación.

Zidane, que hizo once de estas post-paradas en la selección, vio la cosa tan negra que cambió cuatro partes a la vez en el descansopero seguramente habría cambiado a varios. El de Sergio Ramos, forzado por un golpe (habrá que ver si llega al estreno semanal de Champions League y al clásico del próximo sábado); las de Isco, Modric y Lucas, que son más necesarias por la mañana que una brocheta de tortilla. Entraron Militao, Casemiro, Valverde y Asensio.

El asunto del segundo acto no ha cambiado en su primer apartado. Vinícius, que es como un zurdo en una defensa cerrada, puede abrir con la mano derechaPodría ser útil pero nadie sabe cómo usarlo (salvo zurdo, perdón), tuvo el primero (subió) y poco después Negrero recordó a Courtois que el Cádiz seguía en juego.

El Madrid, porque era imposible (y esta vez literalmente) hacerlo peor que en la primera parte, puso más intensidad pero los amarillos mostraron las uñas siempre que pudieron: Fali estuvo a punto de hacer el 0-2. El goteo sobre Courtois fue pequeño, pero el Madrid siguió admitiendo y no lo logró. Fue un horror desde todos los puntos de vista, menos desde La Caleta, desde allí todo el mundo es siempre maravilloso.

Zidane quemó su última bala usando a Jovic para un kroos transparente, mientras que el Cádiz perdió al lesionado José Mari, perdiendo la mitad de la base de su mediocampo. El serbio marcó a pesar de que Benzema estaba en fuera de juego y el gol no apareció en el marcador, mientras que los franceses solo corrieron diez minutos de juego contra el larguero.

La época tradicional en la que el Madrid aprieta cuando las cosas pintan mal pero el miedo supera al fútbol. Principalmente porque el Cádiz ha demostrado que una vez enterrado el Tikitaka y la posesión, el fútbol se puede defender bien y con la máxima verticalidad en ataque. El Cádiz subió a la máxima categoría la temporada pasada, aunque algunos fueron atrapados de nuevo en Valdebebas.

fichaprimerequipo5cambios20-21-1536x1024

.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *