GMC Sierra Denali: un coche de lujo con altura


Indudablemente hablando del GMC Sierra Denali habla de uno camioneta De lujo. No se deje engañar por las primeras impresiones, piense que es un vehículo destinado al campo o rancho como se suele decir. Es un Carro de lujo Tan versátil como unas zapatillas de marca para todas las ocasiones que combinan bien con unos vaqueros, pero también con un traje.

Vista frontal de tres cuartos de GMC Sierra Denali

Está atrevimiento Es tan avanzado que incluye un sistema de sonido de la marca Kicker de 100 W en la tapa de la caja. Sí, es agradable cuando el camión está parado y la tapa multiusos está abierta. Vale la pena señalar que el límite tiene en cuenta seis posiciones, que solo ofrece GM. Por supuesto, también hay un sistema de sonido integrado en el interior y es de la mejor calidad, ya que está firmado por Bose.

Pero los milagros no terminan ahí: el modelo que manejamos –Carbon Pro– Tiene un motor V8 de 6.2 litros con 420 caballos de fuerza. También incluye un revestimiento especial en la carrocería de un compuesto de carbono, cámaras que permiten, entre otras cosas, 15 vistas diferentes del auto, el techo corredizo y las llantas de 22 pulgadas. El interior está hecho de cuero bicolor con el emblema Denali en los asientos delanteros.

La altura del camión es de casi 2 metros, lo que le permite “posicionarse” sobre los demás coches que le rodean mientras conduce. No mentimos cuando decimos que esto da una sensación de superioridad que no encontrará en ningún otro automóvil personal.

A pesar de ser un camión muy grande, el manejo es muy suave: puedes olvidarte por un momento que es un vehículo de extraordinarias dimensiones. Por supuesto, mientras conduces por calles estrechas, el Denali te recordará que estás en un modelo ancho, largo y alto. Mi esposa lo conducía y estaba convencida de que sería un vehículo que compraría.

GMC Sierra Denali con las puertas abiertas muestra el interior de la cabina

Aquí hay una pista: podemos decir que la GMC Sierra Denali no es barata, comienza en $ 58,200. Además, la opción Carbon Pro aumenta el precio en $ 8,965. Si elige el motor V8, el costo total es de $ 71,250. Está claro que no es para todos, pero sí para quienes quieren una camioneta sin renunciar al lujo.

Recomendaciones del editor










Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *