España recibe la primera dimisión en la adjudicación de energías renovables y ahorra 80 millones de euros economía


De izquierda a derecha Teresa Ribera, Carmen Calvo, Pedro Sánchez y Nadia Calviño ante el Consejo de Ministros el pasado martes.
De izquierda a derecha Teresa Ribera, Carmen Calvo, Pedro Sánchez y Nadia Calviño ante el Consejo de Ministros el pasado martes.José María Cuadrado Jiménez MANO / EFE

El Gobierno español ha recibido la primera dimisión fehaciente de un demandante contra los recortes de tarifas en plantas de energías renovables dictados por el gobierno de Mariano Rajoy en 2013, que ya había sido condenado contra el Reino de España. La empresa de Emiratos Árabes Unidos Masdar Solar & Wind Cooperatief, que ganó la demanda de $ 64,5 millones, más intereses de $ 80 millones, solicita beneficiarse de la solución propuesta por el gobierno socialista que mata esta decisión. ha incorporado un nuevo régimen que permite recuperar la inversión.

En 2013 el gobierno del PP decidió cambiar el sistema legal y económico de los sistemas de suministro eléctrico a partir de fuentes de energía renovables. Este hecho desembocó en una cascada de litigios ante tribunales arbitrales internacionales por parte de inversores, cuya remuneración por la modernización del parque eléctrico español se redujo. Las demandas, que llegaron a 47, tuvieron que ser administradas por el Ministerio de Cambio Ecológico, que ocupa el vicepresidente cuarto. Teresa Ribera.

En este contexto, el gobierno socialista reaccionó el pasado mes de noviembre con otro decreto legislativo con el objetivo de crear un marco retributivo estable para las instituciones afectadas por los cambios antes mencionados y ayudar a poner fin a los numerosos procesos existentes. De esta manera, los tenedores que habían realizado reclamaciones tuvieron la oportunidad de fijar la rentabilidad razonable establecida para el primer período regulatorio (es decir, el actual) durante los dos próximos períodos regulatorios. Es decir, mantendrán una rentabilidad razonable para sus instalaciones de 7.398% hasta el 2031 de acuerdo con la normativa.

Es el caso de Masdar Solar, que interpuso demanda en 2014 y ganó el laudo contra España en 2018 por importe de 64,5 millones de euros de capital, cantidad que habría ascendido a unos 80 millones de euros con intereses (a 20 de junio 2014 al 16 de mayo de 2018, fecha de adjudicación, una tasa de interés de 0.906% anual, calculada mensualmente, y desde el 16 de mayo de 2018, fecha de adjudicación, a la fecha de pago de todos los montos adeudados de acuerdo con esta, un interés mensual de 1, 60% pa (compuesto mensualmente), para no retirar.

El de Masdar fue uno de los laudos condenatorios más altos contra España hasta la fecha de los casi 50 que se han presentado con reclamaciones por un total de más de 7.700 millones. Según el gobierno, actualmente hay 43 procedimientos de arbitraje pendientes, 29 de los cuales están pendientes. Por cierto, la defensa del Reino de España tiene litigio para anular su ejecución y evitar pagar multas millonarias. Los precios de expropiación por los que se conocen las multas (hay tres que no se han cuantificado) ascienden a cerca de 860 millones de euros.

La renuncia de Masdar en particular es particularmente significativa porque es la primera vez que un demandante que ha tenido una condena -y una de las multas más elevadas- opta por la solución ofrecida por el gobierno, que ahora espera renunciar una vez que se haya abierto. Conos. La mayoría de las condenas forman parte de una primera serie de laudos arbitrales publicados antes de noviembre de 2019. Desde entonces, la Defensa del Reino de España ha logrado un cambio en la jurisdicción de los tribunales arbitrales que se ha traducido en seis laudos al servicio de los intereses del país en los últimos meses. La Comisión Europea también se ha pronunciado a favor de España después de que el Tribunal de Justicia de la UE dictaminara en el caso Achmea que los demandantes europeos no pueden acudir a los tribunales internacionales contra un estado miembro.

Este mes, los jueces del CIADI, dependientes del Banco Mundial, llegaron a un acuerdo con España en el procedimiento patrocinado por RREEF (un fondo dependiente del Deustche Bank) que la ley española de 1997 y la posterior de 2013 garantizarían una “rentabilidad razonable” Inversores. Fue un cambio radical ya que los árbitros en litigios anteriores habían dado más importancia a los valores económicos de ambas leyes y esto resultó en una compensación proporcionalmente mucho menor: RREEF reclamó 441 millones y recibió 59 millones, una cifra por debajo del 30% que se consideró una victoria para se considera el acusado. De los seis premios conocidos después de RREEF, todos menos Watkings (que pidió 132 millones y recibió 77) estaban por debajo del 30%. Cabe señalar, además, que la mayor de todas las demandas presentadas por The PV Investors contra un reclamo de 1.300 millones (excluyendo intereses, que habrían aumentado la indemnización a 1.900), se adjudicó 91 millones.

Además, está la derogación que el fiscal recibió del Ministerio Público en mayo del año pasado. Ciadi, de la cual fue la primera creencia. El valor fue de 128 millones y fue cedido al grupo británico Eiser. Los casos que España perdió además de los mencionados son: Cavalum, SolEs Badajoz (41 millones de indemnizaciones); Nextera (290 millones), Antin (101 millones), Novenergia (53,3 millones), 9REN (41,7 millones), Greentech (39 millones); Demeter y Cube (33,7 millones), Infrared Environmental Infrastructure (92 millones reclamados, pero se desconoce la compensación otorgada), Schwab Holding / OperaFund Ecoinvest (27 millones).



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *