DS 9, la nueva berlina de alta gama de Citroën

El tercer producto de la estirpe DS es una suntuosa berlina de generosa eslora, original silueta y exquisita confección. Se llama DS 9 y comenzará a venderse en noviembre, por lo que su precio aún es una incógnita; las primeras unidades se entregarán en 2021. El modelo está destinado a convertirse en el estandarte de diseño y tecnología de la casa, empeñada en hacer sombra a las propuestas clásicas de las marcas de prestigio europeas.

 

Tras dos incursiones en el ámbito SUV, con los Crossback DS 7 y DS 3, la firma con aspiraciones premium del grupo PSA se lanza a comercializar una berlina de postín. La decisión podría parecer coherente si no fuese por el hundimiento que experimenta la demanda de este tipo de creaciones. En el diseño de automóviles impera hoy una corriente de pensamiento único que deja fuera de juego todo lo que no sean sucedáneos de todoterreno. De modo que el selecto DS 9 se va a encontrar con tantas dificultades para encontrar clientes como el Clase E de Mercedes-Benz, el BMW Serie 5 o el Audi A6.

 

Son los tres referentes de la categoría en la que el nuevo candidato francés pretende inscribirse. El DS 9 se dará a conocer recurriendo al efímero factor sorpresa de una figura original, moderna, armoniosa y elegante. Pero esa capacidad de seducción no basta para eclipsar el prestigio de quienes llevan decenios en primera fila. Por eso, el debutante deberá hacer una demostración convincente de tecnología, además de un esfuerzo en el precio.

 

El tercer modelo de DS se alza sobre una variante de la plataforma empleada por el Peugeot 508 y el Citroën Picasso. Presenta una carrocería de 4,93 metros de largo y 1,85 de ancho, que separa sus ejes 2,9 metros para favorecer la habitabilidad; su maletero independiente ofrece 510 litros. Los diseñadores prometen una cabina muy espaciosa, a pesar del acusado declive que han conferido a los parabrisas. En general, el modelo muestra líneas suaves y fluidas desde la parrilla frontal a las ópticas traseras.

 

En el plano técnico, la marca apuesta por la innovación proponiendo para el momento del lanzamiento una motorización híbrida enchufable. Se trata de la variante E-TENSE que conjuga un motor eléctrico, surtido por una batería de 11,9 kWh, y otro de gasolina; la asociación, que se vincula a caja automática EAT8, rinde 225 CV. Esta solución puede funcionar al menos 40 km en modo eléctrico sin superar 135 km/h.

 

En una fase posterior, la oferta motriz se ampliará con la incorporación de otras dos alternativas híbridas recargables, provistas de una batería de mayor capacidad (15 kWh), una de 250 CV y otra con 360. Esta última añade un segundo bloque eléctrico, encargado de accionar el tren trasero y procurar tracción total inteligente. El reparto se completará con la llegada de una versión Pure Tech de gasolina, con 225 CV.

 

En su condición de escaparate tecnológico de la marca, el DS 9 hace acopio de todos los recursos a su alcance. Son sistemas de confort, seguridad y asistencia a la conducción a la altura de los mejores de su segmento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *