El brote de Getaria tiene su origen en un caso importado

Osakidetza -el servicio vasco de salud- ha iniciado este miércoles el cribado para controlar el posible brote detectado en Getaria, que ha dado hasta ahora 4 resultados positivos y que tiene su origen en el caso importado de otra comunidad autónoma de un trabajador de un bar muy popular de la localidad costera de Gipuzkoa.

El brote “se detectó como consecuencia de una mujer que acudió a urgencias en Zarautz el domingo por la noche” con síntomas compatibles con el covid-19, tras lo cual se le realizó una PCR, cuyos resultados se conocieron en la mañana del lunes y fueron positivos, explicó el director de integración del OSI Donostialdea, Carlos Barruso, en el polideportivo de Getaria donde se han iniciado las pruebas para controlar el brote.

Posteriormente, el personal de Oskidetza realizó un seguimiento de los contactos de la mujer infectada, que era trabajadora del bar Politena, hasta que “los casos se relacionaron”, que hasta ahora suman 4, explicó.

Las pruebas comenzaron a las 9 de la mañana en el polideportivo municipal donde la concejala de Sanidad, Nekane Murga, participó en la coordinación del montaje del dispositivo que hoy se prevé que realice 300 PCR, aunque se alcanzarán las 600 muestras diarias.

Este miércoles, las personas que se encontraban en el bar Politena, situado en el corazón de la calle Mayor de Getaria, entre el 9 y el 12 de julio, se han acercado al polideportivo, tras una cita que han obtenido en los centros de salud de Getaria, Zarautz y Zumaia, explicó Barruso.

Está previsto que el dispositivo realice pruebas durante los próximos tres días, aunque es posible “ampliarlo en días o número de personas” si es necesario, dependiendo del día, en el que se han visto familias enteras con niños pequeños realizando las pruebas, ya que el bar donde se han inscrito tiene clientes de todas las edades.

“Es posible que haya un gran número de personas de otros pueblos, también de fuera de la región de Urola Kosta, a las que se les ha recomendado que acudan a su centro de salud para que no tengan que ir allí”, dijo.

Por el momento, se ha convocado a los habitantes de la zona a Getaria, aunque las autoridades sanitarias están “esperando a ver cómo se desarrollan los acontecimientos”, en caso de que sea necesario establecer otro centro en el vecino Zarautz.

Barruso ha recordado que las personas que acudan a hacerse las pruebas deberán permanecer aisladas en sus casas hasta que conozcan los resultados, que serán notificados por mensaje SMS, al tiempo que ha insistido en la recomendación del uso “generalizado” de la mascarilla a todos los ciudadanos.

El alcalde de Getaria, Haritz Alberdi, que el sábado estuvo en el bar de la Politena tomando un café para que se hiciera un PCR que fue negativo, ha reconocido que en las calles de la localidad se ha visto que en las últimas semanas no se cumplieron las medidas de seguridad y el uso de máscaras.

Ha indicado que no tiene intención de imponer el uso obligatorio de esta protección sanitaria como hizo el alcalde de Ordizia, aunque ha recordado que hace unos diez días los concejales de Getaria, de unos 2.800 habitantes, distribuyeron máscaras y colocaron carteles en las dos calles más transitadas aconsejando el uso de las mismas.

“Las playas están controladas, aunque tenemos problemas en las líneas, pero el gran problema está en las calles y vemos que otras comunidades han tomado esta decisión de forzar el uso de las máscaras por lo que creo que el Gobierno Vasco tiene que dar un giro” a esta decisión, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *